Muchas eligen colgar la tanga y, de la noche a la mañana, cambian las prendas ajustadas y los escotes desbordados de ayer, por el recato de una camisa, pantalones sastre o vestidos señoriales. No es el caso de Jésica Cirio, consciente de que su marca personal es su cuerpo. Como en los veranos pasados, la modelo que se casó con Martín Insaurralde muestra que su nuevo rol de esposa no la cambió. A través de su cuenta de Twitter, la modelo eligió lucir sus curvas enfundada en una bikini de colores cítricos. ¡Pero qué importan los colores! Cirio exhibe su cuerpo trabajadísimo al sol y, sobre todo, su cola, una de las más envidiadas del ambiente artístico, mientras promociona la marca de trajes de baño que la tiene contratada. Después de haberle ganado un juicio a Google, la rubia se presentará esta noche en Mar del Plata Moda Show 2014, al tiempo que continúa totalmente abocada a su carrera y a su nueva vida de casada. Una diosa a la que la famosa libreta no la volvió pudorosa (¡por suerte!), y hoy sigue levantando suspiros.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora