La mediática millonaria estadounidense exhibió en Instagram una imagen donde se la ve más voluptuosa que nunca. Y ya hay quienes aseguran que pasó por el quirófano.

Se hizo conocida como la heredera de un imperio hotelero y por los grandes titulares que generó en la prensa extranjera.

Ahora, Paris Hilton (33) vuelve a estar bajo la lupa de la prensa, esta vez por una foto hot que subió a su popular cuenta de Instagram (con casi 4 millones de seguidores) donde se la ve con una delantera más frondosa que la que supo lucir en tiempos no muy lejanos.

La imagen, tomada en los momentos previos a filmar un comercial de su línea de ropa, despertó opiniones divididas entre los que celebraron su nuevo escote y los que vieron en él un producto de la cirugía plástica.

Naturales o implantes, el busto de la millonaria luce más grande que el que solía ostentar hace unos años. Aunque lo haya negado en más de una oportunidad, no sería la primera vez que la rubia decide pasar por el quirófano: se le atribuyen varias intervenciones en la nariz y los pómulos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora