El séptimo arte es cautivante, aún para los ojos de los espectadores de la era digital que acceden a miles de videos en sus celulares, la experiencia de adentrarse en múltiples historias en pantalla grande es irremplazable.

Las tramas desde siempre, nos conmueven o emocionan y en esta época donde todo corre demasiado rápido, el cine nacional no se queda atrás. Ficciones o documentales que logran capturarnos suelen estrenarse primero en Buenos Aires para desembarcar luego en Salta u otras provincias de nuestro extenso país.

Por eso, hoy proponemos un viaje por aquellos filmes que aún no llegaron, pero que pronto recalarán en nuestra tierra. Son historias para las que vale la pena ir reservando una buena ubicación y, tal vez según el gusto de cada quien, ir preparando los pochoclos y la gaseosa.

Cómo ganar enemigos
Protagonizada por Martín Slipak, la comedia de Gabriel Lichtmann es, por ahora, la única que tiene una fecha de estreno confirmada en las salas salteñas. Desde el 15 de octubre muchos cinéfilos podrán reír con esta propuesta que conjuga el policial negro con el humor, el derecho con la literatura, la lealtad con el suspenso. Catalogada por sus creadores como un thriller neurótico, narra sucesos de la vida del joven abogado Lucas Abadi, quien un día puede poner en práctica todo lo que aprendió de los libros policiales, esa literatura que añora y que signó su profesión. Él conoce a una chica en un bar de Tribunales que, después de su primera y única cita, le roba el dinero que guardaba en su casa y que pensaba usar para pagar su primer departamento. Convencido de que el robo fue planeado y que alguien lo entregó, sospecha de todo y de todos. Así, inicia una ardua investigación.
Mi amiga del parque
Recientemente nominada en tres categorías a los premios Sur, se estrenará pronto en nuestra provincia y traza una particular mirada sobre la experiencia de la maternidad. La nueva realización de Ana Katz le escapa a los lugares comunes y combina la sutileza con ciertos giros inesperados. El argumento gira en torno de una madre, en apariencia soltera. Corren días difíciles para Liz, madre primeriza de Nicanor y esposa de Gustavo, quien se encuentra de viaje filmando en Chile. Liz parece perdida y sola, visita todos los días el parque vecino a su casa. Allí conoce a un grupo de madres y a algún padre y se encuentra con Rosa, presunta madre de Clarisa y hermana de la inestable Renata. En esta intensa amistad se crea una complicidad especial, en la que las nuevas amigas comparten confesiones, tareas domésticas y de a poco lo más importante, el cuidado de los hijos.

Aguas abiertas
El filme todavía no tiene fecha de estreno en Salta, pero es un documental que nadie debería dejar de ver. Tobías, Joaquín, Facundo, Christian y Nicolás forman parte del equipo de natación especial de un club barrial del sur del Gran Buenos Aires. Es a través de sus vidas que el deporte revela su espíritu de inclusión y crecimiento. Años de entrenamientos construyeron una amistad que nació en el agua y creció fuera de ella. Junto a Marcelo, su entrenador, se preparan para enfrentar los desafíos que cada nuevo día les propone. Un documental no tradicional, sin golpes bajos ni efectismo, que retrata lazos de amistad, perseverancia y amor por el deporte, pero sobre todo, por la vida.

Así, este tríptico de películas, adelanta lo que pronto tendremos los salteños ante los ojos. Propuestas sensibles, humanas y risueñas, para vivir diversas sensaciones desde las butacas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora