Este singular fenómeno de ilustraciones en blanco y negro incluye paisajes extremadamente detallados, universos de pequeñas criaturas y curiosidades escondidas, jardines con frondosos follajes, una flora y fauna casi interminables y mundos con castillos de fantasía, toda una batería de diseños intrincados para colorear con suma paciencia que lograron circular en todo el mundo.

"Con este libro te ahorrás un año de terapia", dice un lector casual que promedia los 40 años y hojea "El bosque encantado" en una librería porteña. La definición no es menor ni casual: pintar se ha convertido en una suerte de arte-terapia, que según la Universidad de Plymouth, Inglaterra, "puede aumentar los niveles de atención en más de un tercio".

Algo similar aporta un informe sobre la masividad de estos volúmenes distribuido por V&R Editoras, el sello que los publica en Argentina: "Colorear ayuda a ordenar los pensamientos, mejorar la concentración y facilita la resolución de problemas. Cada día hay más partidarios y los estudios demuestran que el color activa áreas del cerebro relacionadas con la creatividad y relaja las zonas que controlan las emociones".

En ese informe, el psicólogo español Luis Rojas Marcos asegura que "colorear nos reconforta, nos da sosiego, nos hace gozar y nos libera -si más no sea temporalmente- de las presiones cotidianas. Aunque pintar no elimine todos los problemas, nos alivia del estrés que nos abruma".

La decisión de traer a la escena local las publicaciones de Basford tiene que ver con "la belleza y originalidad de los dibujos y la posibilidad que de sumergirse en un mundo mágico pintado por uno mismo. Hoy "El Jardín Secreto" y su continuación, "El Bosque Encantado", se han convertido en un fenómeno editorial en todo el mundo.

De hecho, "El Jardín..." fue el título que inició el boom. Fue el pionero", dijo a Télam María Inés Redoni, directora de V&R. El primer libro se tradujo a 14 idiomas; en China e Inglaterra fue best seller; en Argentina desde septiembre lleva vendidos "unos 20.000 ejemplares" y va por la cuarta edición; mientras que "El Bosque Encantado", que salió en enero, "agotó la primera edición de 6.000 ejemplares y vamos por la segunda, de 10.000,", informó Florencia Tomac, gerente comercial del sello.

El gran interés en estos libros se vincula con que al personalizar los diseños con colores propios se redescubre una creatividad perdida, quien pinta logra relajase y desconectarse del barullo externo. Pero ¿quién está detrás de éste fenómeno? ¿quién es esta joven de 31 años que saltó a la fama cautivando a medio mundo con sus dibujos a mano?
Basford es una ilustradora apasionada por la tinta que antes era dibujante comercial y ahora tiene presencia en las redes sociales y mantiene su blog.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia