"Pinturas". Aludiendo desde su nombre a lo despojado o lo complejo. Así se titula la muestra que el profesor en Artes Visuales Salvador Ramayo (31) inaugurará hoy, en la sala de la Cámara de Diputados de la Provincia, en el Palacio de la Legislatura (Mitre 550).
Egresado del Centro Polivalente de Arte de Salta, Ramayo vive en Santa Fe, donde completó sus estudios superiores becado por la Secretaría de Cultura de Salta entre 2004 y 2007. Actualmente se desempeña en la Universidad Autónoma de Entre Ríos como profesor en las cátedras de Pintura y Semiótica del Arte. En diálogo con El Tribuno aclaró que "Pinturas" no es una serie que tenga una unidad, sino una reexposición de parte de la primera muestra suya que los salteños pudieron apreciar hace nueve años: "Cuando nombro la tierra", más otras obras nuevas.
A través de sus cuadros se percibe un imperativo de expresarse en una amplia paleta de colores tierra y en tonos vivos. "Me crié en Salta y la exposición cultural de origen latinoamericano y andino termina siendo lo que motiva y atraviesa mis trabajos", definió acerca de sí mismo. Sin embargo reconoció: "No me identifico como artista plástico en sí. Sí me vinculo siempre con el arte aunque el lenguaje puede ir cambiando y surgir a través de la música y la escritura". La representación no es la mera acción ingenua del ojo del artista que pone en operación lo bello, sino un acontecimiento de la subjetividad. Es por ello que el espacio indefinido de la fantasía convierte lo visto en una observación de otros. Existe una complejidad al tratar los referentes andinos porque asistimos a un momento -de larga duración ya- en que la industria cultural lleva estas representaciones a una simplificación turística. Consultado al respecto, Ramayo expresó: "Este es un problema que tiene que ver con un momento generalizado que les está pasando a todas las comunidades e identidades, que es un desdibujarse total o una banalización, minimizar o idealizar algo hasta convertirlo en una imagen o un logotipo". De esta manera enunció que su forma de abordarlo es tratar de conocer profundamente el tema a través de la lectura antropológica y filosófica y a partir de ahí complejizar la obra, "pero más que nada dentro de mí tener esa pregunta abierta todo el tiempo para no caer en una forma de matar aquello que a mí me interesa", señaló.
Además la representación trae consigo la signación social y política del otro. ¿Cómo imagina esta mirada sobre su obra? "Lo primero que pienso cuando termino un proyecto es llevarlo a Salta y aunque no sé qué impacto pueda tener, venir aquí me ayuda a ver desde adentro la vida institucional y de la gente", concluyó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora