La iniciativa cuenta con el aval de Hugh Hefner, su mítico fundador. A los 89 años, aún mantiene el título honorífico de editor en jefe, y le consultan las decisiones más importantes. Ésta no fue la excepción.
¿Qué motivó un giro tan drástico? El cambio de época. Scott Flanders, CEO de Playboy, explicó en un diálogo con The New York Times que una revista impresa no puede competir con internet en el mercado de las fantasías sexuales.
'Hoy uno está a un click de cualquier acto sexual imaginable. Y gratis', dijo. Ésa es una de las principales causas de que una revista que vendía 5,6 millones de ejemplares en 1975, haya caído a 800.000.
Por eso, la apuesta es ofrecer algo distinto. Algo que, en parte, la publicación hizo desde sus orígenes. No hay que olvidar que, además de mujeres desnudas, por sus páginas han pasado autores memorables, como Margaret Atwood y Haruki Murakami, y han salido entrevistas imperdibles, a personajes como Malcolm X, Vladimir Nabokov, Martin Luther King Jr. y Jimmy Carter.
Ya se hizo una prueba piloto en la versión web, y los resultados fueron promisorios. Desde que en agosto de 2014 se eliminaron los desnudos, el tráfico pasó de 4 a 16 millones de visitantes únicos por mes, y la edad promedio bajó de 47 a 30 años.
Seguirá habiendo fotos de mujeres, pero desde otro enfoque. La idea es abandonar el erotismo más convencional y pasar a algo más natural, con un tono intimista. En otras palabras, algo realmente diferente a lo que abunda en los sitios web para adultos.
Por otro lado, abandonar la desnudez le permitirá penetrar en el mercado editorial de países más restrictivos, que la consideran indecente.
En cualquier caso, no hay que perder de vista que la revista es casi una estrategia de marketing para la Playboy. Su versión estadounidense da aproximadamente 3 millones de dólares de pérdida al año. Lo que vende es la marca: desde fragancias hasta ropa interior que se venden en todo el mundo con su logo, uno de los más inconfundibles, al nivel de los de Nike y Apple.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia