Ver a pocos metros al personaje con el que se comparte las tardes de televisión en casa, debe ser -cuanto menos- intenso. Esa es la sensación que tuvieron ayer cientos de chicos que colmaron el Teatro de la Ciudad para ver a los personajes de Playground, el programa de Disney Junior.

Desde temprano una larga fila de madres, padres y pequeños se formó desde la puerta del teatro. Todos esperaban ver a sus ídolos y llevaban, como muestra de su fanatismo infantil, vinchas, prendedores y posters con las imágenes de Juanchi y July.

Y el dúo no los defraudó. La fría tarde de ayer quedó de lado cuando pasadas las 17 los personajes del canal Disney Junior subieron al escenario, pero no desde atrás, sino corriendo por los pasillos laterales a lo largo de todo el teatro.

Las caritas de asombro y los ojos agrandados pusieron la cuota de inocencia infantil a la jornada.
La música y las luces de colores marcaron el inicio del show entre aplausos y vivas de la menuda platea.
Las mamás y también algunos papás, que acompañaron a sus chicos, demostraron no estar lejos de los personajes, ya que corearon las canciones más conocidas del show y fueron en su mayoría los responsables de captar las imágenes con sus celulares y cámaras, sin perderse detalle del show.

Sobre el escenario Juanchi y July daban rienda suelta a las mejores canciones del programa de televisión.
"A jugar" arrancó el show y el teatro se convirtió en una fiesta infantil.

La gracia y la simpatía de July se traducía en el escenario con una coreografía estudiada y rigurosa, aunque no menos llena de alegría y dotes de gimnasta y gráciles ademanes teatrales.

"Sombreros" y "En un animal" sirvieron para que los chicos, que por entonces no se perdían ni un solo paso de baile, pudieran participar del espectáculo y no ser meros espectadores. Rugieron, maullaron y ladraron siguiendo cada canción. Playground pasó por Salta y sacudió la modorra, el frío y las ganas de quedarse en casa.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia