El gobierno de la Ciudad de México negó que la súper grabación de la nueva película de James Bond hubiera perjudicado a los comerciantes del centro histórico y aseguró, de hecho, que les dejó notables beneficios.
El gremio de comerciantes Canacope, que agrupa a unas 6.600 tiendas, denunció la semana pasada que había sufrido pérdidas estimadas de 24,6 millones de dólares debido al cierre de calles por la filmación de Spectre, que se rodó durante quince días principalmente en la gigantesca plaza del Zócalo.
Pero el gobierno de la capital asegura que la filmación, que culminó el miércoles y en la que Stephanie Sigman será la primera chica Bond mexicana, aumentó 53% las visitas al centro histórico e incrementó un 30% la ocupación hotelera.
La grabación no solo "no afectó, sino que mejoró las condiciones comerciales de los negocios en el centro de la capital", afirmó la Alcaldía. Además, los productores del filme pagaron 2.500 dólares al día a los dueños de 255 comercios aledaños a la plaza del Zócalo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora