Ailén Bechara es, sin dudas, una de las figuras más destacadas de Bailando y no tanto por sus virtudes para la danza, sino por su indiscutible carisma, sus ansias de superación, su belleza y el "aguante del público", que la ha vuelto toda una imbatible en el teléfono.

Pero esta vez, Ailén llegó a la pista bastante angustiada y una pregunta de Ángel De Brito fue suficiente para que se le desatara el nudo que tenía en la garganta y se largara a llorar. Entre sollozos, la modelo explicó los motivos de tanta tristeza.

¿Qué le ocurre a la rubia? "Estoy muy feliz con todo lo que me está pasando. Pero las cosas que antes no me afectaban, ahora que estamos tan cansados y que uno se exige para dar cada vez más, me hacen llorar, es una descarga".

Pero el motivo de su intempestivo llanto en la pista fue otro: "Lo que pasa es que no pude ir al casamiento de mi mejor amiga, y eso me puso muy mal", confesó Ailén.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia