Silvina Escudero siempre ha dado qué hablar dentro del Bailando.
La conflictiva relación con Graciela Alfano, por Matías Alé, y sus feroces peleas con Aníbal Pachano le dieron al show la chispa que siempre se busca.
Pero la bailarina decidió correrse. Según contó Silvina, este año la producción del Bailando la llamó para que participara. La condición fue que también estuviese su novio Lucas Velasco.
Pero ella se negó, alegando dos motivos, "cuando me llamó Fede estaba abocada a la nueva empresa de Danzas Escudero. Y, además, la verdad es que con Lucas nos llevamos tan bien, queremos cuidar esto y en un punto creíamos que si llegábamos al Bailando se iban a generar asperezas que no teníamos ganas de vivir, que ya pasé hace siete años. ¿Entendés?"

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora