Medio siglo de trabajo de Martin Scorsese se condensa en una retrospectiva integral dedicada al director estadounidense que abrió esta semana sus puertas en la Cinemateca Francesa de París. Scorsese, la exposición, es la más grande jamás hecha en honor al cineasta y recorre su vida y obra a través de cientos de piezas pertenecientes al neoyorquino.

"Es la primera vez que la veo. No esperaba que tuviera tanto despliegue, ni ver tantos objetos míos. Ya me preguntaba dónde estaban", bromeó Scorsese en una conferencia de prensa brindada el lunes pasado, a la que asistió Infobae. "Es fuerte y emotivo. Nunca creí que fueran a exponer la mesa donde cenaba mi madre", agregó.

La exhibición se divide en cinco partes, desde retratos familiares hasta los storyboards originales de películas como Taxi Driver. Cuatro pantallas con proyecciones de sus trabajos dan la bienvenida a la espectacular muestra, cuya primera sección está consagrada a las raíces de la familia Scorsese -siciliana- y sus días en el barrio de Little Italy, emblemático en su filmografía.

En ese lugar, un pequeño Martin Scorsese soñaba con ser director de cine. A los once años, diseñó el poster de la que quería que fuera su primera película, The Eternal City, con actuaciones de Marlon Brando, Virginia Mayo, Richard Burton y otros actores de primera línea de aquella época. El boceto se puede ver en la muestra.

"Cuando era joven, como no podía hacer deporte o salir, me quedaba en casa dibujando, jugando a ser un artista", contó el director, de 72 años, a los periodistas. Scorsese era asmático, por lo que pasaba su tiempo encerrado en el número 253 de Elizabeth Street. Eso que fue una pesadilla durante su infancia, sin embargo, se convirtió en la base desde donde se proyectó como director.

Las siguientes secciones se construyen de forma conceptual: la hermandad y las relaciones entre hombres y mujeres. Así aparecen elementos y escenas de películas como Mean Streets (1973), Raging Bull (1980), The Last Temptation of Christ (1988) y The Age of Innocence (1993). Están, por ejemplo, los bocetos de las escenas de sexo en sus filmes románticos. El cierre llega con sus inspiraciones cinematográficas, con Alfred Hitchcock a la cabeza, y sus trabajos musicales.

A lo largo del recorrido, hay imágenes del rodaje de algunas películas o las maquetas usadas para armar las escenografías, como es el caso de Gangs de New York, con las actuaciones de Leonado DiCaprio y Cameron Díaz. Incluso se exhiben las cartas que intercambió con el japonés Akira Kurosawa, la palma de oro que ganó en Cannes por Taxi Driver, las fotografías de los tatuajes de Robert De Niro para interpretar a Max Cady en Cape Fear, junto con otros objetos.

Pero, a pesar de todas las joyas cinéfilas que integran la exhibición, el mayor atractivo está en la retrospectiva integral que tendrá lugar hasta el 14 de febrero, día en que también clausura la muestra creada en 2013 en Berlín. En total, se podrán ver en la pantalla grande de la cinemateca 46 trabajos del director: todas sus películas, fragmentos de series, cortos y documentales. Y como plus, se presentarán metrajes de sus épocas de estudiante.

Pese a su trayectoria, Scorsese se confiesa al día de hoy sorprendido por la recepción que tienen sus películas: "Cuando hice Gangs of New York o Aviator, intenté hacer algo colosal e imponente. Pero en el resto de mis filmes nunca creí que terminarían siendo tan grandes", afirmó.

Su próximo trabajo

Durante la presentación en la Cinemateca Francesa, Scorsese brindó detalles sobre la serie Vinyl, que está realizando junto con el Rolling Stone Mick Jagger para HBO. "Es un proyecto que me propuso él en 1996 o 1997 para hacer un film sobre el mundo de los negocios de la música, muy distinto al mundo de la música o del rock", comentó.

"Por años, pensamos distintas formas. Pero no sabía por dónde empezar, porque son muchas historias. Entonces decidimos hacer una serie y avanzamos en el piloto, que es como una película, dura una hora y quince minutos y todavía estamos haciendo el mix de sonido. El último episodio, el número diez, está siendo filmado ahora", precisó.

El escenario -como no podría ser de otra forma dentro de su historial filmográfico- es el Nueva York de 1973. Ya lo dice una de las secciones de la exhibición: "Como Woody Allen, Scorsese se ha convertido a lo largo de las últimas décadas en uno de los mayores cronistas de las transformaciones neoyorquinas".

Fuente: Infobae

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia