Al parecer los participantes de Gran Hermano no quieren perder el tiempo y pusieron primera. Ya en la segunda noche calentaron la pantalla le ‘regalaron‘ a los productores, y al público las primeras escenas calientes en la casa.

Marian Farjat (20), la polémica chica “bien” que vive en un country, y que ya se había desnudado a las pocas horas de entrar a la casa, tuvo una noche acaramelada con Nicolás Conte (26) el boxeador santiagueño que quiere pelear contra Maravilla Martínez.

Los chicos pasaron la noche juntos en la cama, aunque se cuidaron de taparse bien bajo las sábanas. Los besos sí se vieron en la pantalla. Al salir, sus compañeros le consultaron a Nicolás si habían tenido sexo, y el muchacho optó por una salida decorosa: “Un caballero no tiene memoria”, aunque después terminó confirmado lo sucedido: “Me acosó, me he sentido violado”, dijo a tono de broma.

Ella fue más directa: “Nos cuidamos, obvio, estuvimos... ¿por qué no? Si ya lo saben todos”. Incluso dio detalles sobre cuán dotado está su compañero. “Está muy bien. Lo único que les voy a decir es que esto recién empieza. Todos me dicen sexópata... y no, chicos, se dio”, dijo la rubia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia