Salta, bendita tierra de cantores, músicos y poetas, una combinación perfecta del folclore. Este género musical nos representa en cada rincón del planeta. Siempre ocuparon un lugar de privilegio en la vitrina nacional e internacional.
La lista es interminable pero lo importante es que el árbol jamás dejará de ofrecer sus frutos. El legado del folclore prosigue y el talento es hereditario en esta tierra de Güemes. La fuerza de la juventud penetra por los caminos más sinuosos y su marcha no se detiene hasta alcanzar el objetivo.
El folclorista Gonzalo Farfán no es la excepción y desde hace algún tiempo viene incursionando con éxito en el circuito del canto popular nacional.
"Pero Salta no tan solo es bella por su geografía, clima, arquitectura y hospitalidad legendaria, sino por la deslumbrante cultura de su pueblo, basada principalmente en el folclore. Yo solo soy una gota en esta tromenta musical", dijo el joven nacido en Campo Quijano.
El folclorista, de apenas 19 años, editó su primer material discográfico Runa y lo presentará el miércoles próximo, desde las 21, en la Casa de la Cultura, Caseros 460, a beneficio de la Cooperadora del Hospital Oñativia.
"Se trata de un año de trabajo, incluí seis canciones de mi autoría. En el disco, que lo grabé en Jujuy, participaron como invitados Las Voces de Orán y Tony Izquierdo (Los Izkierdos de la Cueva). Siempre estoy acompañado de mi hermano Juan Gabriel. Mis padres Norma Elías y Juan Farfán, son maestros rurales, y eso nos dio el privilegio de criarnos en el monte (Palomitas), allí encontré la inspiración para componer mis temas. Esta forma de expresarme tiene como único objetivo brindar un mensaje. Todavía tengo mucho por aprender en este camino del canto popular", aseguró Farfán, quien prometió una velada especial.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora