Cada año toma más fuerza la iniciativa de rememorar los antiguos bailes de carnaval, en los que la música tropical, las fondas, harina, lanza nieve, agua y hasta temperas son las protagonistas junto a la alegría de un público que busca experiencias atrapantes.

Muchos salteños recuerdan y también añoran los carnavales de antaño, cuando en los salones de los pueblos y en las carpas se juntaban a festejar.

Los encuentros eran amenizados por alguna orquesta típica, que se daba maña para interpretar tangos, música 'sincopada' y folclórica.

Luego se incorporó la música tropical, la que se transformó en una ritmo tradicional de este tipo de evento, alegre y divertido.

Gran Baile de Antaño

La iniciativa de traer a la memoria estos festejos y brindarle a las nuevas generaciones la posibilidad de disfrutarlos plenamente y en familia, la tuvo el municipio de La Merced con su Gran Baile de Antaño.
En esta edición, la cita es para el lunes 8 de febrero, en el amplio predio de la Asociación de Tabacaleros de Salta (ATS), ubicado en inmediaciones del predio del Cristo de la Hermandad, a la vera de la ruta nacional 68.
Allí el público tienen un espacio para el baile, los juegos de carnaval y para disfruta durante toda la jornada, como en otras épocas, de las propuestas de las fondas y las comidas regionales.


Está prevista la actuación de Guinda, Juveniles Panda, Luis Royano y su Purito Corazón, Viajeros Colombianos, La Parrandera, Big Band, Contra Golpe, Grupo Kanela, Gonzalo Farfán, Luis y sus Colombianos y Horizonte Tropical, entre otros destacados artistas.

El ritmo en el patio criollo estará a cargo de Teco y sus Legueros.
Durante la jornada también se brindará un homenaje a la Pachamama o Madre Tierra, a través de un colorido ritual en el que se acostumbra a ofrecerle bebida, alimentos y flores.
De la Pachamama depende el éxito de cualquier tarea que emprenda el hombre. La gente no come ni bebe sino antes volcar la parte correspondiente a la Pachamama.
Durante las festividades de carnaval, como en este caso el Baile de Antaño, se le suele agradecer por los frutos y la vida y encomendarle el éxito de las actividades productivas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia