Ganadora del Premio Raymundo Gleyzer al desarrollo de proyectos que entrega el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa), la ópera prima de Trettel nació como guión hace poco más de 10 años, cuando la joven directora sufrió una crisis personal que le hizo replantearse varias cuestiones de intimidad y empezar a entender de otro modo su propia forma de vida.

"En ese momento estaba atravesando una separación, con toda la crisis emocional que eso implica: una mudanza, cambio de entorno y de vida en general. Empecé a cuestionarme algunas estructuras preestablecidas, el formato aceptado socialmente, y me di cuenta que estaba haciendo las cosas según el mandato social, que lo tenemos muy incorporado", recordó la cineasta en relación a la génesis del filme.

A partir de esa experiencia, Trettel empezó a tejer la historia de Adriana (que interpreta Ortiz, en una gran actuación), casada, madre de dos hijos adolescentes, que parece tener la vida solucionada, pero que al instalarse en su casa de veraneo en las sierras cordobesas, toma conciencia de una vida bastante rutinaria y empieza a cuestionarse si realmente es feliz en esa cotidianidad monótona e imperturbable.

El film podrá verse esta noche, a las 20, en el Espacio Incaa Hogar Escuela. Pje. Chiclana y Av. Irigoyen

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora