Sin dudas que la mujer ha sido escenario de transformaciones a lo largo del siglo XX; mutaciones que no se han detenido con el ingreso al tercer milenio. Y en Salta esas transformaciones ocupan todos los espacios de la vida común de las chicas. En este caso se anuncia la llegada de un nuevo deporte que es famoso porque marca el "empoderamiento" de la mujer en un escenario que en general estaba vedado solo para los hombres: el deporte de contacto.
Su nombre aún es poco escuchado en nuestra ciudad pero cada vez se amplifica más, sobre todo en sectores jóvenes: el roller derby. En la ciudad hay un novísimo equipo que lo practica, Las Malditas Lisiadas, compuesto por 23 chicas de las cuales 11 fueron seleccionadas para que este domingo se midan por primera vez frente a un equipo de Tucumán. Las jugadoras tucumanas ya tienen una vasta experiencia y en general han estado apoyando al equipo local para sumarlo a una tendencia que cada vez se amplía más en nuestro país.
Solo somos chicas
Si bien cuando se habla del roller derby urgente se lo relaciona con la acción y el contacto, Carla Kovacs dice que sus practicantes tienen diferentes orígenes y que "no todas se identifican con esa imagen".
Las Malditas Lisiadas actualmente se componen de 23 jugadoras, cuyas edades oscilan entre los 18 y los 40 años.
"Entrenamos en Plaza España, los martes, jueves y sábado, dos horas diarias. Hacemos una primera parte con 40 minutos de preparación física para luego empezar con habilidades de patín y prácticas de juego", dice Carla. Todo comenzó en noviembre del año pasado cuando chicos de Salta Roller convocaron gente para comenzar a jugar roller derby. Al poco tiempo eran tantas que un grupo decidió hacer su propio equipo y así nacieron Las Malditas Lisiadas. "Nos quedamos en Plaza España y comenzamos a convocar más jugadoras por la fan page y hacer colectas para que vengan profesionales y las jugadoras pudieran viajar a hacer cursos", cuenta Carla. "Somos todas chicas comunes, yo misma soy pastelera. Hay mamás incluso en el equipo, que entrenan mucho haciendo malabares con su tiempo", cuenta la jugadora.
Pero, ¿en qué consiste exactamente el roller derby? Se practica en una pista ovalada y cada equipo cuenta con cinco jugadoras en pista: cuatro defensas y una jammer, que es quien debe anotar los puntos en los "jams", que duran dos minutos. Las defensoras tratan de impedir el paso a la jammer rival bloqueándola, para que su compañera cruce -a base de velocidad y empujones-, se le adelante y dé vueltas a la pista para conseguir el tanto. Además del deporte en sí, llama la atención el aspecto de la mayoría de sus participantes, a medio camino entre la pin-up y la estética punk: muchos tatuajes y piercings. "El tema de miedo es una lucha constante. Hasta que te sentís segura, con estabilidad, tenés mucho miedo de caerte, de los golpes. Pero se va perdiendo al tiempo que te vas soltando y tomando velocidad", explica Carla. "En realidad es la mirada social la que solo ve la rudeza del juego, porque no está acostumbrada a ver jugar a una chica y que esta se caiga, se levante, se empuje. Para nosotras es perder el miedo y divertirse".
Las Malditas Lisiadas no han cerrado sus filas y siguen inscribiendo a las interesadas en este juego. Sus planes más cercanos son concretar otro partido con el equipo jujeño Las Mortal Kollas y sumarse a la movida que se agiganta en nuestro país, concretando una liga que nuclee a las chicas del NOA. Hasta eso, las veremos en Plaza España, con toda su fuerza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia