Víctor Hugo Jatuf es Suboficial Principal de Intendencia en el ejército argentino. Es el curador de museo de la Casa de San Martín. Lugar donde también habita junto con su esposa Mirta y sus tres hijos, Milagro, Anna y Thiago.

Durante dos años será el encargado de custodiar el museo y de acompañar a los visitantes que quieran conocerlo y de ocuparse de la organización de otras actividades.

¿Nos podría contar algo sobre su historia personal... cómo llegó a Francia?

Llegué a Francia en febrero del 2015, soy militar hace 28 años en el Ejército. Hice mi carrera en Buenos Aires y en Córdoba. Tuve la posibilidad de rendir y de ser auxiliar militar y me honraron ofreciéndome este destino que es un orgullo como militar y como argentino.

¿Qué recuerdos tiene de su vida acerca de San Martín y que representa para usted?

Tengo recuerdos hermosos y muy profundos, ya que el ídolo de mi padre era San Martín. Siempre me contaba muchas historias y me educó dentro de los valores que San Martín ha defendido y transmitido durante toda su vida.

Osea que representa a alguien muy importante en su vida...

Mucho, muchísimo... Es, creo, la figura histórica mas importante de América Latina. El general representa también muchos valores importantes que siempre tuvo en su vida como la honestidad, la humildad y sobre todo la unión y la fraternidad entre todos los pueblos, sobretodo los argentinos. Es un ejemplo en mi vida.

Cuando visitamos el museo descubrimos una parte importante de la historia de San Martín desconocida para muchos...

Así es. Muchas personas que visitan el museo quieren saber por qué llega el General aquí. El se exilió voluntariamente a Europa en 1824 con su hija, posterior a la muerte de esposa. Transcurrieron 24 años viviendo en Inglaterra, Bélgica y Francia. Hasta que en 1848 decidió trasladarse aquí protegiendo a su familia de la revolución desatada en París. Pero el siempre tenía la esperanza de que el conflicto cesara y de regresar a su casa en Evry, a 30 kilómetros de París.

¿Cuándo se empezó a realizar la ceremonia que conmemora su fallecimiento en Boulogne-Sur-Mer?

En 1934 se inauguró el segundo piso de esta casa, lo más emblemático, donde está la habitación de San Martín y la habitación de su hija Merceditas. Desde ese año se conmemora su fallecimiento cada 17 de agosto.

¿Cuántas visitas recibe el museo por año y quiénes vienen a visitarlo?

El museo recibe aproximadamente 2000 personas por año, de diferentes nacionalidades: latinoamericanos, franceses y por supuesto, argentinos. Muchos de ellos quedan muy sorprendidos y algunos lloran de emoción. Hace poco que estoy acá y tengo una anécdota que recuerdo siempre. Vino un matrimonio jovencito de luna de miel a visitar la casa y al terminar todo el recorrido me pidieron por favor si podían estar en el patio contemplando las flores y la naturaleza. En un momento ví que se pusieron a llorar, entonces me acerqué para ver si necesitaban algo o si se sentían mal, ofreciéndoles un vaso de agua. Pensaba que quizás estaban peleando. En ese momento me comentaron, para mi sorpresa, que sentían una profunda emoción de estar aquí y que por eso lloraban.

¿Como vive su familia esta nueva etapa y el hecho de vivir en la casa del general San Martín?

Son realmente muy felices y viven esta parte de la historia en carne propia. Tengo una anécdota: el año pasado cuando mi hijo estaba en el tercer grado y sabía que nosotros íbamos a venir aquí, empezó a decirles a sus amigos y a su maestra que se iba a vivir a la Casa de San Martín en Francia. Obviamente nadie le creía, y un día nos llamó la maestra para saber si lo que decía nuestro hijo era real, y le dijimos que sí. Para todos nosotros es un sueño y un orgullo poder estar acá.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora