Ayer a las 11.45 dejó de existir en nuestra ciudad Luis Menú, voz baja y primera guitarra de los recordados "Los de Salta", que marcaron una época en la canción folclórica.

Su salud se había complicado debido a la diabetes, lo que lo llevó a internarse por tres meses en una clínica, y finalmente concluyó en una internación domiciliaria. Su hijo Luis, siempre a su lado, no pudo contener la emoción al evocar a su padre: "La verdad, si tengo que nombrar tantas cosas que nos deja mi padre, no creo que alcancen las palabras, porque como persona y como artista fue inigualable. Nos deja toda una vida en obras y una enorme enseñanza. Era un artista multifacético, ya que escribía canciones, poesías, narraciones, cuadros increíbles. Pero aun así seguía en constante aprendizaje", cuenta.
Fue justamente con su hijo con quien hizo su última presentación artística, durante la grabación de su disco "Pueblo Viejo".

"Él participó dando su último recitado, como si fuese un presagio, con la siguiente copla: 'Desde el cielo, en una estrella, volverá mi copla un día/alumbrando estas estrofas, que hoy te canto tierra mía'. En Pueblo Viejo, puse composiciones mías y de mi papá. De mi papá solo tengo grabada una canción que compuso cuando él tenía 17 años. Y su coautor es Daniel Toro. Se trata de una zamba inédita, por lo que es una suerte y un privilegio heredarla", dijo muy sentido Luis Menú hijo acerca del arte que recibió de su padre.
Un hombre de la tierra.

Luis Menú nació en el pueblito de Negra Muerta, en Jujuy. "Es el pueblito más chico de la Argentina. Está cerca de la estación de Iturbe y apenas se lo ve. Mi padre se vino de chico a Guachipas, donde nuestra familia tenía finca. Después, a los 11 años, ya vino a estudiar a Salta, al colegio Salesiano primero y a la escuela Normal después. Allí se recibió de maestro, de lo que también trabajó alguna vez... Terminó sus estudios prácticamente cuando empezaba con su carrera artística", cuenta Menú.

Su padre comenzó su relación con el canto con un grupo de jóvenes, entre los que estaba Chagra, Vaca -que después formó parte de Los Fronterizos-, pero se trataba de un grupo amateur y Luis Menú tenía otra búsqueda diferente. "Después mi papá dejó lo amateur y organizó un dúo con Miguel Ramos. Así conocen en el City Bar al doctor Savia Toledo y con él deciden formar un grupo profesional. Así lo conoce a Berríos e incorporan a Mariano Antonio Vaca. Ahí nace el conjunto de Los de Salta", cuenta el hijo del cantante.
El nombre viene porque Saravia Toledo decía que mientras estudiaba en Córdoba, en las fiestas siempre pedían a "los de Salta", porque los provincianos eran los únicos que siempre iban guitarra en la mano. "Y mi papá, que aparte de su sensibilidad poética había estudiado bellas artes en la Tomás Cabrera, les dijo que ese nombre les había parecido que estéticamente era el buscado. Así era mi padre con todo, era impresionante...", dice Luis hijo.

Después Menú se traslada a Buenos Aires, pero allí tiene un accidente que le impide utilizar una mano. Era el año 1968 y el músico había ido a ver el cotejo Boca-River en el Monumental, que terminó en una avalancha y 71 muertos. Así que de allí se radica en La Pampa, donde sigue escribiendo canciones.
Debido a la dictadura argentina, Menú debe viajar a Europa y allí se queda, trabajando con la música latinoamericana en España. En las islas Canarias conocería a una chica suiza que sería su mujer y madre de Luis, que charla con nosotros.

En el año 78 vuelven a la Argentina, con la intención de reorganizar el conjunto. Se encuentra con un escollo: uno de los miembros nuevos se había quedado con el nombre del grupo. "Mi mamá en el 82, con el inicio de la Guerra de las Malvinas, se vuelve a Europa conmigo. Mi padre finiquita todo el tema de 'Los de Salta' y viaja a encontrarse con nosotros. En ese período escribe 'El Gaucho Hilacha', en versos como el Martín Fierro, pero con el que recorre cada punto del país, tal como lo hizo mi papá. Se narran historias de cada lugar y seguramente de su vida", dice Luis. La zamba quedó triste.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora