La movida es mundial pero, en Salta, la liberación de libros de este lunes tuvo una connotación especial: un llamado a la paz. Es que además se presentó el proyecto "Grullas por la paz". Respecto a la liberación, este año se liberaron desde la Biblioteca unos doscientos cincuenta ejemplares que la gente dejó en los lugares en los que se recibían los textos: Casa de la Cultura, la Fundación Copaipa, el Teatro Provincial, el Centro Cultural América, entre otros. Además de los que cada persona liberó sin intermediarios en plazas, colectivos, veredas y confiterías de toda Salta.
Para la presentación del nuevo proyecto, Hernán Viaggio leyó el cuento "Mil Grullas por la Paz", de Elsa Bornemann y Silvia Salinas Fresco enseñó a hacer grullas de papel a los asistentes.
"Fue una jornada muy emocionante. Se leyó ese libro que entre sus páginas narra la leyenda que postula que si uno tiene un deseo muy, muy profundo y hace mil grullas de papel, ese deseo se cumple. Desde la Coordinación de Bibliotecas tenemos el deseo inmenso de trabajar por la paz desde la cultura y, con la colaboración de la gente, creemos que vamos a poder hacer más de mil grullas que se colgarán en el salón de la Biblioteca", dijo Viviana Vacherand, del área de Promoción del Libro y la Lectura de la Coordinación de Bibliotecas y Archivos de la Provincia, en diálogo con El Tribuno.
"Ayer, en muchos rinconcitos del mundo se liberaron libros", expresó Vacherand y comentó que desde la Biblioteca se propone a quienes hayan encontrado un libro que vuelvan a liberarlo el 21 de septiembre. "Sembramos libros el 21 de marzo, para cosechar lectores el 21 de septiembre", ilustró.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia