El cuadro de Bobbi Kristina Brown , hija única de la fallecida cantante Whitney Houston y Bobby Brown, es "irreversible". Así lo informaron los médicos que atienden a la joven, además de indicar que ya no queda mucho por hacer desde el punto de vista clínico.
"Ya es sólo una cuestión de decidir cuándo la familia quiere dejarla ir y aceptar que no va a salir adelante", aseguró una fuente cercana a la cadena televisiva Fox. La revista People, en tanto, informó que varios allegados a la joven fueron vistos llegando al hospital de Atlanta en el que se encuentra internada, aparentemente para "decir adiós".
A Brown, la noticia de que su hija padece de muerte cerebral lo ha devastado. "No ha parado de llorar", explicaron testigos a la prensa estadounidense.
La joven fue encontrada inconsciente en la bañera de su hogar, en Roswell, Georgia, el sábado pasado. Y si bien el diagnóstico nunca fue del todo bueno y se encontraba en un estado de coma inducido, se mantenía cierta esperanza de que la joven pudiera recuperar sus funciones neurológicas y comenzara a respirar por sus propios medios. Sin embargo, eso ya no será posible.
Whitney Houston, la madre de Bobbi Kristina, fue hallada muerta en similares circunstancias en febrero de 2012, en vísperas de la entrega de los premios Grammy. La autopsia reveló, luego, que la cantante había consumido cocaína antes de morir ahogada..

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora