La ceremonia de los American Music Awards incluyó a estrellas pop tocando la guitarra, una aparición inusual de Drake en una entrega de premios, un emotivo discurso de Selena Gómez y momentos políticos relacionados con el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump.
Gómez perdió el premio a artista del año ante Ariana Grande pero se llevó el de artista femenina preferida en pop/rock. La cantante ofreció un sentido discurso que provocó un sonoro aplauso del público en el Teatro Microsoft de Los Ángeles.
''Creo que podemos decir que la mayoría de ustedes saben mucho de mi vida, tanto si me gustaba como si no, y tuve que parar porque lo tenía todo y estaba totalmente rota por dentro. Y aguantaba para no fallarles nunca. Pero aguanté demasiado y me fallé a mí misma'', dijo Gómez, de 24 años, que hace poco se tomó un receso para recibir tratamiento por depresión y ansiedad a raíz de la enfermedad que sufre: lupus.
''No quiero ver sus cuerpos en Instagram. Quiero ver lo que hay aquí'', añadió, señalándose el corazón. ''Y tengo que dar muchísimas gracias a mis seguidores porque ustedes son endiabladamente leales, y no sé qué hice para merecerlos. Si están rotos, no tienen por qué quedarse rotos''.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora