La mirada de entomólogo de los turistas porteños cuando visitan Salta, una teoría del porqué no existe aún un motel andino y especulaciones acerca de las situaciones de película que añoraríamos vivir, pero que nuestro entorno provinciano nos imposibilita de hacerlo sedujeron al jurado del II Concurso Nacional de Stand Up. Por sus ocurrencias independientes de toda comprobación, pero que generan resonancias identificatorias en el corazón y la mente del auditorio, declararon a Graciela Quipildor -el sábado pasado en Tucumán- la artista que representará al Noroeste argentino el 8 de diciembre en Buenos Aires. Si gana allá su próximo desafío será obtener un sitial meritorio en el festival Ciudad Emergente, del que suelen participar más de 300 comediantes de todo el país.

"Fui con un material con matices regionales, pensando que habiendo tantos comediantes (compitió con otros nueve) era muy probable que nuestros temas se cruzaran", le contó a El Tribuno. Lo avanzado de este noviembre compromete a los artistas al balance y Graciela tiene varias experiencias para aquilatar de este 2015.

"Decidí poner toda la carne en el asador para que mi carrera en el humor dé un salto cualitativo y cuantitativo. Hice algunos sacrificios y estuve dispuesta a seguir aprendiendo. También experimenté un gran crecimiento profesional, tuve una cálida respuesta del público y un gran apoyo de los medios", destacó al examinar los cursos de stand up que dictó, su nombramiento como Artista Destacada de la Ciudad y su participación en Hora de Reír (Canal 9 de Buenos Aires).

Ganó el escenario, la radio, la televisión, las páginas de diarios y revistas, el espacio virtual de las redes sociales. "Siempre estuve buscando la vuelta de rosca, lo inesperado, lo arriesgado, lo que me salía de adentro. Y así me fui dando cuenta de que el humor es una gran herramienta para decir verdades y realidades complejas. Para hablar de otra manera sobre política, sexo, religión y problemáticas sociales", explicó.
Justamente es notorio que esta visibilidad la llevara a ir validando algunas formas de expresión y de toma de conciencia y descartando otras. Al respecto acotó: "No solo voy corriendo las barreras de mi propia comodidad o espantando inseguridades, sino que voy moviendo también el límite de lo considerado políticamente correcto en una mujer dentro de un entorno machista, junto con tantas otras mujeres que hablan con coraje desde su lugar. No me encasillé exclusivamente en el humor".

Graciela empleó su voz para comunicar "desde el corazón" su parecer sobre la violencia contra la mujer, un dolor que ella conlleva. La identificación de la comediante con la perspectiva de género trascendió el mero matiz discursivo y fue recibida por el espectador no como una ilusión autobiográfica, sino como la intervención de una referente válida para crear conciencia social.

"Me fui dando cuenta de que un humorista es más auténtico cuando habla no solo de lo que observa, sino de lo que realmente siente, de lo que le duele y de las cosas que realmente le pasan, sin máscaras ni poses. Quizá la gente me sigue porque le pasó o le pasa lo mismo y no puede decirlo. O quizá porque no le pasó ni le importó nunca, pero de pronto se permitió escuchar a alguien que habla con franqueza del tema y se apropió de esta preocupación que debe ser de todos", reflexionó.

Irá a "Ni una menos "

™Este miércoles será el Día Internacional por la Eliminación de la Violencia de Género. Por ello organizaciones que luchan por los derechos de la mujer convocaron a manifestarse contra los femicidios, a las 17, en la plaza 9 de Julio. Graciela asistirá y replicó esta invitación a través de las redes sociales. "Mi compromiso es personal porque me marcó para siempre y porque el humor me ayudó a convertirlo en algo positivo. Habiendo sanado tanto gracias al humor, sería ingrato que use mi llegada a un público solo para hablar de cosas superficiales. Si hablar y confiar para salir de la violencia es lo que les recomiendo a las mujeres, tengo que poder hacerlo yo con valentía y franqueza. Y esas palabras, que capaz que escribí temblando, me trajeron de vuelta un enorme cariño de la gente, que realmente no esperaba y que estoy muy contenta de recibir", dijo.


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora