Ayer actuó en el Teatro Provincial, Joan Manuel Serrat, en la gira mundial que realiza por sus 50 años en la música, con el espectáculo de presentación de su disco "Antología desordenada". se trata de un recital riguroso con una sobria escenografía de fondo donde reluce la firma personal del "Nano, que representa realmente lo que siente a esta altura del partido: una entrega personal. En una veintena de canciones, desgranó sus creaciones desde las primeras. "Tengo mucha gente a la cual agradecer en cincuenta años de este oficio que me divierte y con el que me gano la vida en forma muy honrada, por cierto", confesò ante un público que colmó el teatro y aplaudió a pleno con el sentimiento a flor de piel.

Cuando comenzó a contar que diariamente 40 mil niños mueren en el mundo, una voz femenina desde la platea alts pidió a los gritos: "¡Contá que en Salta también se mueren los niños!"
Otras voces se levantaron luego, pidiendo que arreglen el sonido.
Luego de la denuncia anónima de la muerte de los niños por desnutrición en Salta, Serrat comenzó a cantar" Tenía diez años y un gato/peludo, funámbulo y necio,/que me esperaba en los alambres del patio/a la vuelta del colegio", de "Mi niñez", que estaba entre las primeras composiciones populares del autor.
Asi también cantó "Paraules d'amor", que según él mismo, "es una de las más populares del cancionero aragonés. Está siempre presente".
Luego convocó a Cesar Isella de quién siempre le fascinó "lo dicharachero, lo alegre...lo fiestero". Juntos cantaron "Aquellas pequeñas cosas", que el público aplaudió a rabiar.La voz de Mariana Baraj y su particular voz, vino luego para aompañar en el tema "Caprichoso el azar".
Un acierto también la banda. En fin, ¡Excelente todo!

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora