Madonna tiene una larga trayectoria en provocación. Durante toda su carrera ha sabido cómo transgredir las normas de lo que debe hacer una cantante. Exploró estilos, cambios de looks, personajes actorales, géneros musicales... hizo de todo.

Y en los Grammy 2015 que se realizaron este domingo no fue la excepción. La cantante y actriz se vistió con un vestido corto de Givenchy con muchos detalles y puntillas y un gran escote. Además, también llevaba un sombrero donde una red tapaba parte de su rostro con gran sensualidad.

En el momento en que se estaba retirando se levantó la parte de atrás del vestido dejando al descubierto su cola para el encanto de todos sus fans y los paparazzi que no dudaron en fotografiarla.

Madonna está próxima a presentar su nuevo material discográfico: Rebel Heart. Hace poco tiempo se filtraron algunos fragmentos pero eso, al contrario de lo que muchos pensaron, le fue conveniente.

"Salió antes la música que la hubiésemos terminado y a la gente le gustó muchísimo, con sus comentarios hicimos los arreglos", le comentó, muy sincera, a los conductores de E!.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora