El drama de Silvina Luna (35) arrancó allá por octubre de 2011, cuando se realizó una operación para aumentar el tamaño de sus glúteos con Aníbal Lotocki.

A partir de ese momento, la modelo sufrió una serie de inconvenientes severos en su cuerpo, que ahora redundaron en un tratamiento con pastillas para su riñón que son abortivas, por lo que no puede quedar embarazada.

Jorge Rial leyó parte de la declaración que hizo Silvina ante la Justicia, ya que pese a que ella retiró su denuncia personal: "Acá está el relato del día que Silvina Luna entró al quirófano en la avenida Córdoba 996, lugar que ahora está clausurado. En ese momento, Lotocki le cobró 10 mil pesos sin darle factura y ella cuenta que le dibujó el cuerpo y le dijo que le iba a colocar metacrilato, no sólo en los glúteos como se había planeado, sino también en los músculos de las piernas. Se le practicó una liposucción y la grasa extraída se la mezcló con metacrilato. Dice que sintió el dolor de inmediato y que cuando salió una amiga la tuvo que alzar para bajar las escaleras. Dice que los dolores los sufrió durante un mes y no se podía sentar".

El conductor de Intrusos siguió: "¿Por qué le salió 10 mil pesos? El resto fue a cambio de ser nombrado por ella y colocar un banner en el sitio web de Silvina. En noviembre vuelve a ser operada y le puso también metacrilato y en mayor cantidad. Según él era normal el dolor y que haya que reaplicarlo. En 2012 aparece nuevamente el dolor y lesiones, dolor de cintura. En enero fue a otro médico y la operó para sacarle todo. Pese a eso, nunca cesaron las molestias. En julio empieza con fiebre y más dolor. Por mail, Lotocki le recetó medicamentos y le dijo que se haga masajes en la zona y que era normal".

Rial continuó leyendo el relato: "Luego Silvina consultó a otro médico y le dijeron que tenía tumorización en los muslos internos. El análisis arrojó hipercalcemia y elevados valores de keratinina e insuficiencia renal".

"Hoy en día toma siete pastillas por día, 3 litros de agua, no puede comer carne y no puede tomar alcohol. Además tiene el riñón funcionando al 33 por ciento de su capacidad, dolores constantes en las articulaciones y por un tratamiento que va a empezar con una droga que es abortiva, no puede ser madre", cerró el conductor. Un precio muy caro para un deseo desmedido de belleza. Un precio muy caro que no puede quedar impune.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora