El despertar de la fuerza tuvo un arranque de dimensiones... galácticas. En efecto, la séptima entrega de la saga de Star Wars recaudó en su primer fin de semana 528 millones de dólares en más de 30.000 salas de todo el mundo con récords históricos en casi todos los mercados.

El film de J.J. Abrams superó así el mejor debut de todos los tiempos que ostentaba Jurassic World con 525 millones de dólares, pese a que no se estrenó de manera simultánea en China (el gobierno de ese país autorizó su lanzamiento recién para el 9 de enero próximo), donde la película de dinosaurios había cosechado 90 millones en su arranque.

En los Estados Unidos, por ejemplo, El despertar de la fuerza recaudó 247 millones de dólares en 4.134 salas pulverizando así el mejor arranque que había logrado este año la apuntada Jurassic World con 208,8 millones.

¿Y en la Argentina? Episodio 7 sumó 380.000 entradas entre el jueves último y anoche (sumados los preestrenos del miércoles) y, a pesar de haber tenido una salida récord de 481 salas, quedó muy lejos de las 1.025.000 localidades que vendió Rápidos y furiosos 7, en sus primeros cuatro días, aunque cabe indicar que el film con Vin Diesel fue estrenado durante la Semana Santa; es decir, con cuatro días no laborables contra sólo dos de Star Wars. De todas maneras, los números de El despertar de la fuerza fueron notables para un mes de bajísima concurrencia como diciembre, al punto que se quedó con el 71% del público total.

Su objetivo en la Argentina, ahora, será superar las marcas obtenidas por la segunda trilogía: el Episodio 1 (1999) convocó a 1.290.000 espectadores; el Episodio 2 (2002), a 730.000; y el Episodio 3 (2005): a 940.000. Con las cifras logradas en su arranque, no será una misión imposible para El despertar de la fuerza convertirse en la más taquillera de toda la saga en nuestro país.

Fuente: Lanacion.com

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia