En la medianoche de ayer, mientras se cortaban los tickets en las boleterías de los cines locales, aún la incredulidad de volver a ver en la pantalla grande a Luke (Mark Hamill), Leia (Carrie Fisher) y Han Solo (Harrison Ford) oprimía -pero de felicidad- el pecho de los fanáticos de Star Wars. Poco sabían de la trama, salvo que retoma la historia treinta años después de que la Alianza lograra vencer al Imperio en "El regreso del Jedi". Sin embargo, entre las ligeras imágenes del tráiler que circula desde hace unos meses no pasó inadvertido para el ojo entrenado de los amantes de la saga de George Lucas que el característico sable láser ofrece un aspecto de cruz. Este no había sido un pormenor entre los seguidores, e incluso provocó varios memes, pero anoche la controversia inicial parecía haber cesado. También el escáner de los fans advirtió en un paneo la existencia de un nuevo droide que les hará compañía a C-3 PO y R2-D2: el BB-8. Pero la mayor emoción que quedó atrapada en las retinas fue el regreso de la dupla Han Solo e Chewie, una de las amistades interespecie más memorables del cine. Y una frase que lo resumió todo: "Chewie, estamos en casa".
"De Star Wars me atraen muchas cosas: la temática androide, la guerra, los héroes y la tecnología. Yo crecí viendo la saga con mi padre. Mi personaje favorito es el general Grievous, un gran villano que, lamentablemente, solo apareció y murió en la tercera película de la saga T-T", relató Maximiliano Federico Coronel (22). Él asistió al preestreno con su papá Pablo Latorre (43), del que dijo, bromeando: "Espero que no llore". Añadió que le hubiera encantado ataviarse de Jedi para esta ocasión y dijo que oscureció un poco el lente con que los fans verán el nuevo episodio el que Disney Pictures haya comprado Lucas Film. Coincidió con él Martín Julián López (46), programador y docente. "Tengo muchas expectativas y me parece genial que la historia continúe. Pero odiaría que Disney ponga sus emblemas, como siempre lo hizo en todas sus producciones. Sería una ofensa a los fans de la saga", expresó.

La trama interminable

El Imperio Galáctico ya no existe y fue reemplazado por la Primera Orden, una junta militar cuyo líder es Snoke (Andy Serkis), perteneciente al lado oscuro de la Fuerza. Snoke es el mentor de Kylo Ren (Adam Driver), el principal antagonista del filme. Ren está obsesionado con Darth Vader y moldeó su aspecto, inspirándose en la armadura del padre de Luke. La base de operaciones de la Primera Orden es un planeta helado bajo el control del general Hux (Domhall Gleeson). Esa base, llamada Starkiller, tiene armas de destrucción como para acabar con varios sistemas estelares. La Alianza Rebelde se opone a la Primera Orden. Está liderada por la generala (exprincesa) Leia e integrada por pilotos como Jessika Pava (Jessica Henwick) y Poe Dameron, quien fue capturado y torturado por Kylo Ren. A ellos se suma Finn, el stormtrooper rebelde quien, aparentemente, tiene en su poder el sable láser que perteneció a Skywalker y Rey, una recolectora de despojos tecnológicos que vive en el planeta Jakku, en compañía del robot rodante BB-8. Los héroes de la saga original también son parte de esta resistencia. Han Solo encuentra a Rey y Finn y los incorpora a la lucha. Así como la Alianza Rebelde no logró mantener su posición triunfante tras la batalla de Endor, al final de "El regreso del Jedi", treinta años más tarde, los caballeros jedi han caído en el olvido. Se especula con que las cinco entregas venideras relaten el retorno de esta orden a un lugar central del universo. Al menos así lo siente, por ejemplo, el periodista y productor Eduardo Amín Pece (32): "El director a cargo ahora de la saga, J. J. Abrams, tiene toda mi confianza. Además Disney no come vidrio y sabe que de esto dependen fácilmente diez años de nuevas películas y montañas de dólares de ganancias. Así que seguramente está todo pensado y armado para conformar a los fanáticos más exigentes y no cometer los errores que el propio George Lucas se mandó al contar los episodios I al III hace diez años atrás". Dando un marco promisor al preestreno mundial, vienen bajando desde EEUU la satisfacción de los fans y las buenas críticas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Comentá esta noticia