Germán Daffunchio no solo es el líder de Las Pelotas, una de las bandas más emblemáticas del rock nacional, sino que también lleva con orgullo la bandera de haber fundado Sumo junto a su amigo Luca Prodan. Ese conjunto que dejó un legado imborrable pese a su corta trayectoria.
Hoy, Germán lleva un poco menos de tres décadas en el grupo que el 25 de abril volverá a Salta para cerrar el festival Salta Boombox, en el Centro de Convenciones de Limache.
En plena grabación del próximo disco, se hizo una pausa para charlar en exclusiva con El Tribuno: su pasado como marino mercante, Sumo, Las Pelotas, las pérdidas físicas de sus amigos Luca, Alejandro Sokol y Gustavo Kupinski, política y, por supuesto, su regreso a la provincia después de tres años fueron parte de la extensa charla telefónica, a más de 1.600 kilómetros de esta provincia.

¿En qué momento se encuentra Las Pelotas después de 25 años de tocar juntos?
En este momento estamos encerrados hace una semana grabando todo lo que es el proceso del nuevo disco y tocando muchísimo por todos lados. Nos agarra con muchísimos shows por todo el país.

¿Cómo encaran el show en una provincia a la que no visitan seguido?
Cuando tenés la posibilidad de ir a una provincia o un pueblo es una oportunidad única.
En 25 años fuimos pocas veces, entonces podés tocar todos los discos anteriores, lo que viene y eso es lo más importante, que es llegar a Salta en este caso.
Nosotros no somos un solo disco, somos toda una historia y buscamos hacer una especie de resumen de lo que somos.

¿Qué tiene de diferente el público del interior con respecto al de Buenos Aires?
En realidad cada provincia o cada región tiene un público diferente. No es que existe la gente de Buenos Aires y la del resto del país.
La gente de la Patagonia es diferente a la del Norte y esta a la de la Mesopotamia. Pienso que cada cultura es diferente.
Tocar en el interior siempre es especial porque a tu carrera la hacés en las grandes ciudades, mientras que la gente del interior está ávida de poesía, de mensajes, de sentirse incluida. Es un público muy pasional y a la vez respetuoso.

Las Pelotas se ha caracterizado por ser un grupo apolítico, ¿qué te genera saber que ciertos músicos se mostraron afines al Gobierno nacional?
El hecho de que haya grupos que estén tocando para ciertos gobiernos no quiere decir que estén ideológicamente apoyándolos. Están aprovechando la oportunidad de tocar y creo que no lo hacen por una ideología.
Lo que pasa es que ser músico en Argentina es aceptar todos los trabajos que haya.
Hay músicos que por sus principios no quieren participar, pero hay otros que sentimos que no tocamos por una bandera política, sino porque estamos aprovechando la oportunidad de mostrar nuestro arte.
Nosotros no somos de los grupos oficialistas, en lo más mínimo. Lo que habla de vos es una poesía o lo que vos decís, estés cantando donde sea. Otra cosa es que vos te hagas netamente oficialista o de la oposición.
En el caso nuestros hacemos arte, decimos las cosas que sentimos para quien sea y realmente no nos importa lo demás.

¿No compartís ninguna ideología política?
La política me tiene verdaderamente saturado por el manejo que hay de la información. La gente consume lo que busca en los noticieros.
A mí me parece que lo más importante es ser fiel a uno y a las cosas que dice y siente, pero como te dije, creo que los músicos solo buscan trabajo. Si se tienen que pintar de oficialistas u opositores, se pintan. No es nuestro caso, ideológicamente nosotros estamos muy lejos de ser así.

Mencionaste las ganas de trabajar que hay y no logro imaginarte como marino mercante, ¿en esa época conociste a Luca Prodan y arrancó el rock en tu vida?
En la época que navegaba mi guitarra iba conmigo siempre. Me había hecho marino porque no encontraba más nada que me llamara la atención en la sociedad, como ser abogado o arquitecto. Yo quería viajar por el mundo y comprar instrumentos musicales.
En ese periplo apareció Luca en mi vida y después fue Sumo, así que guardo un gran recuerdo de esos tiempos.
Fue el principio de la búsqueda que actualmente sigo obteniendo.

¿Cuáles fueron las bandas que influyeron tu música en alta mar?
Yo buscaba mi propia música. En esa época no había muchas canciones en español. Lo teníamos al flaco (Spinetta) o a Charly (García), y no había mucho más, pero en realidad tocaba canciones mías porque me gustaba componer.

¿Y quedó alguna melodía que después se transformó en alguna canción de Sumo o Las Pelotas?
No, ni me acuerdo que se hicieron esas canciones, porque cuando nos juntamos con Luca comenzó una cosa muy distinta. Un aprendizaje totalmente nuevo.

¿Qué te genera que te pregunten constantemente sobre el mito Sumo?
No me molesta en lo más mínimo, al contrario. Estoy acostumbrado y además muy orgulloso.
Sumo es algo que está dentro de mis huesos y es una historia que perdurará en mi corazón por siempre. Fue el principio de lo que después fui, de la carrera que hice a través de los años.
Igualmente, tu pasado es lo que hace de vos tu presente. Vos sos la construcción de lo que pasó en tu vida.
De todas maneras, está claro que no necesito de Sumo para nutrirme a través de la vida. No es que requerimos esas canciones para tocarlas en la actualidad.


Con el tiempo perdiste a Luca, luego a Bocha Sokol y más tarde a Tavo Kupinski, ¿qué reflexión te ha dejado cada pérdida?
Uno tiene que aceptar las cosas que suceden en la vida y que a veces están muy lejos de lo que uno quiere que sea.
La muerte de Alejandro fue casi como una crónica de una muerte anunciada, pero nunca deja de ser triste y dolorosa.
Al Ale la mejor manera de recordarlo es con la música que hacemos y su espíritu está siempre presente en todos los shows.
Uno no sabe lo que es la muerte ni adónde va, pero se supone que está en otro lugar y quizá ahora está mejor.
Lo mismo pasa con Tavito, quien si bien no fue mucho tiempo miembro de Las Pelotas, porque habrá estado solo un año con nosotros, él estaba feliz, era increíble, absolutamente talentoso y también se lo llevó la muerte en un accidente absurdo.
Sin embargo, más allá de esa crónica de muertes, en la vida tenés que estar preparado para levantarte desde donde estés para seguir.
Esas cosas no te tienen que frenar el resto de tu vida, así lo entendimos nosotros y a pesar de lo que sucedió, le dimos para adelante.

En el show de Salta, los fanáticos también van a tener muy presentes a Alejandro y a Tavo, ¿preparan este show en Salta también teniendo en cuenta eso?
Te soy verdaderamente honesto, lo más importante es tocar allá porque no se da la posibilidad de ir muy seguido a las provincias, ya sea en un festival, en un show propio, en una fiesta. Sea lo que sea, es una oportunidad única para nosotros de ir y dar lo mejor nuestro.
No llegaron a ser ni diez veces las que fuimos a tocar allá, entonces para nosotros es un desafío muy importante volver y demostrar lo que somos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora