Maravilloso eso de contar historias, de reinventarlas, de llevarlas a las tablas. Más maravilloso si todo ese proceso está protagonizado por niños que aman el teatro. Este sábado, los chicos de la Escuela de Teatro La Morisqueta presentan una versión propia de "Alicia en el país de las maravillas", de Lewis Carroll. "Lo más especial que tiene esta puesta de 'Alicia' es la propuesta que hacen los chicos del juego puesto en el escenario. Para mí es importantísimo que ellos lo entiendan así porque es la única forma en la que se puede vivir el teatro. Otra cosa es que en esta versión habrá dos 'Alicias', y muchos personajes, parecidos y diferentes entre sí y que tienen todos la impronta de la mirada de un niño", dijo Cristina Idiarte, directora de la escuela.
La actriz habló también acerca del proceso creativo para poder reinterpretar esta historia y trabajar con el texto original de Lewis Carroll.
Comenzaron haciendo improvisaciones acerca de cada una de las escenas de las que a ellos les gustaría hablar y después se hizo un texto provisorio que lo probaron durante unos ensayos para ver qué pasaba y si les gustaba y se sentían cómodos. Fue entonces que se decidió que ellos finalicen la escritura de la historia.
"Nos parecía mucho más valioso que interferir nosotros. Y nos sorprendió ampliamente porque los chicos resolvieron cada una de las escenas desde lo actoral, desde el juego, desde el teatro y nosotros lo único que hicimos fue registrar esas improvisaciones, ordenarlas y ponerlas en una propuesta amplia como esta", explicó Idiarte. Y agregó: "Al proceso creativo de 'Alicia' ellos lo han vivido desde adentro. Pienso que ahí está lo más interesante y lo más rico que puede tener un chico a la hora de hacer teatro. Que no le enseñés solamente cómo actuar sino que le enseñés también de qué manera uno crea. Y que el teatro es eso: crear desde todos los aspectos".
El resultado de todo ese proceso se podrá ver esta noche, desde las 20, en la Casa de la Cultura. Entrada general, $150.
“Al proceso creativo de ‘Alicia’ ellos lo han vivido desde adentro”
“Al proceso creativo de ‘Alicia’ ellos lo han vivido desde adentro”
Aprender, divertirse
Todos se divirtieron armando esta versión repensada de la historia de Alicia. "A mí me divirtió muchísimo jugar con ellos, creo que ese sigue siendo el objetivo fundamental de mi trabajo: el juego. Y el juego con ellos es maravilloso porque nunca se termina. Es la hora del juego interminable el teatro", dijo Idiarte.
¿Y a ellos qué les divierte? "Les divierte extremo el tema de la ficción, de ese jugar a ser otras personas. Todo el tiempo están creando nuevos personajes, nuevas voces, sorprendiéndome con escenas. Muchas veces, quizás, a ese momento de creatividad no lo tienen en todo el día, ni en la casa ni en la escuela, entonces en el momento del teatro es cuando ellos realmente surgen y eso es valiosísimo. Es algo que veo cuando les tiro alguna consigna y es como si les abrieses la puerta para que hagan lo que se les ocurra y así también se habla de temas duros y transitan problemáticas y las charlamos; también transitamos muchas alegrías, pero sobretodo nos une el sentido de la creatividad puesta al servicio del juego y el momento del juego interminable", contó.
“El juego con los chicos es maravilloso porque nunca se termina”.

“El juego con los chicos es maravilloso porque nunca se termina”.
Arte en vacaciones
En enero y febrero de 2017, La Morisqueta hará una colonia rodante artística para las vacaciones. "Vamos a trabajar con mucho más proyectos. El año que viene es el segundo año de la escuela y algunos niños pasan a hacer otros contenidos diferentes a los que venían trabajando. Sobre todo porque este grupo que armamos con los chicos es un grupo increíble y a mí me encanta verlos crecer en el teatro. Y vuelvo a repetir lo que siempre digo: es alucinante ver cómo cuando uno enseña lo que ama, los chicos realmente aman eso", señaló la directora.
"Básicamente me parece que desde ese lugar, desde el amor, la libertad y la creatividad se pueden hacer cosas grandiosas con los niños. Me parece que es obligación de nosotros, los adultos, darles propuestas y darles espacios de trabajos creativos, honestos, verdaderos, sin tanta cosa fabricada y de plástico, y que esa es la forma en la que se tiene que trabajar para que los chicos puedan tener realmente una mirada sobre el arte o un desarrollo artístico desde un lugar verdadero del que se plantea", invitó Idiarte.
La Escuela de Teatro La Morisqueta espera que muchos niños participen como imaginadores (de 4 a 7 años), cuentaestrellas (de 8 a 12 años) o vagamundos (de 13 a 16 años).
Para más información, se puede ingresar a la fanpage de la escuela: La Morisqueta Teatro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora