Con picos de 34 puntos de rating según Ibope, Tinelli puso en marcha la maquinaria de Ideas del Sur con una apertura con 800 bailarines, trapecistas, artistas circenses y los elencos de varias obras de teatro de revistas, para luego darle mucho espacio a la política, en donde Tinelli retomó su rol de periodista para entrevistar a Scioli, Macri y Massa, aunque estuvo bastoneado por los imitadores Martin Bossi y Fredy Villarruel.

El programa abrió con imágenes de "Las mil y una noches" dobladas al argentino haciendo referencia al inicio de ShowMatch y a la participación de Ali Kemal en el Bailando, y el doblaje bromeó sobre la falta de contacto sexual en el conservador culebrón turco, al punto tal que Onur le pide a Scherezade "promete que después que Marcelo diga 'buenas noches América' y se decida, vos vas a ser mía".

Pasaron al estudio con bailarines vestidos de antiguos estudiantes primarios con bermudas y chaleco con corbatín. Melina Lezcano, la cantante de Agapornis, apareció vestida con un catsuit rojo cantando un tema jazzeado con base dance. Luego apareció Lali Esposito vestida con largo vestido, cantando en el centro del estudio, coreado por sus fans, ayudada por interesantes efectos visuales y quedó con bucaneras plateadas hasta la rodilla, vestido corto, estilo body de strass y brillantes.

Al finalizar una de las canciones de su discos solista, apareció un grupo de bailarines acompañados por excelentes efectos visuales en los que se utilizaron los leds que componen la gigantesca pantalla escenográfica de Showmatch.

La primera vez en mucho tiempo que el equipo de producción de Tinelli puede sacarle provecho a la gigantesca pantalla que tiene como escenografía, hasta que Hernán Piquin bailó unos clásicos de la música argentina cantadas por Florencia Otero y German Tripel y otros vocalistas. Y Luego se sumaron las bailarinas Cecilia Figaredo y Noelia Pompa.

Lali Esposito emergió vestida de monja cantando una de las canciones de "Esperanza mía", la novela que protagoniza en Canal 13, junto a su compañera de elenco Karina K. Lo sucedió un interesante momento bailado de café concert al estilo del clásico filme Cabaret o Moulin Rouge. En esos primeros 15 minutos, el rating minuto a minuto mostraba al ciclo estacionado en 29,5 puntos de promedio, mientras una bailarina intentaba con un flamenco electrónico y luego se sucedían segmentos grabados con efectos especiales, rodeando a los bailarines.

Volvieron al piso y apareció el elenco de "Stravaganza" bailando tango hasta que una cama elástica enorme, cubierta de artistas circenses copó el estudio y comenzó a realizar saltos, mientras Adabel Guerrero exhibía su excelente físico en un paso de revista.

Tras varios minutos ingresó el director de la compañía Flavio Mendoza y concluyó la presentación de su elenco y allí todo se trasladó a exteriores, donde los acróbatas de la compañía Voala sostenidos por una pluma volaban por la calle Olleros, mientras el grupo Duchamp Pilot tocaba en la terraza del edificio de Ideas del Sur.

Colgando de lo que parecían ser enormes carpas y sombrillas deleitaron con una coreografía aérea, hasta que cientos de bailarines ocuparon Olleros encabezados por Pedro Alfonso y Paula Chávez, que luego de ensayar algunos pasos de baile corrieron hasta el estudio.

Tinelli ingresó acompañado por sus colaboradores, vestido con un traje que simulaba piel de serpiente. El hombre de Bolívar agradeció a quienes participaron de la presentación y reconoció que era la mejor en muchos años.

Cuando Tinelli comenzó a bromear con Adrián Suar el rating se clavó en 32 puntos, pero la intensidad bajó mucho, las bromas sobre un supuesto malestar entre ellos ya aburre, se repite y cansa.

Allí acordaron que esta semana "ShowMatch" irá el miércoles a las 22.45, y dejarán el jueves a las novelas para no tener que enfrentar el alto rating que tendrá el encuentro de vuelta en Boca Juniors y River por la Copa Libertadores.

Luego explicó la apertura fílmica, encargada a Ignacio Lecouna, que arranca en una plaza de Bolívar con Tinelli parodiando al personaje de Tom Hanks en Forrest Gump, hasta que de un bus bajó Juana Viale del Carril vestida como una vieja enfermera, cruzando bromas sobre la participación de la actriz en el Bailando.

Luego se mezclaron imágenes en blanco y negro de la infancia de Tinelli junto a su primo Luciano Ciugno, conocido como el Tírri, primer percusionista de los Fabulosos Cadillacs, imágenes en blanco y negro con Juan Domingo Perón.

Graciela Borges se sentó en la silla de la plaza de Bolívar junto a Tinelli, simulando ser una psicóloga que atiende a una personaje de Bolívar que tiene un pequeño programa de TV. Fue el único momento en el que TInelli soportó en años, que la Borges en su tono de psicóloga de Palermo Freud criticara los aspectos más cuestionados del Bailando. Así Forrest Tinelli tuvo encuentros con John Lennon, con Barack Obama tras haber ganado una feria de ciencias por fabricar los flota flota de goma eva para las piletas.

Luego comenzó a correr por los hermosos paisajes de Salta hasta llegar a Mar del Plata, donde se permitió gastarle una broma a Mario Pergolini, sumarlo a Ricardo Caruso Lombardi, para cerrar con una charla con su hija Juanita Tinelli en la plaza de Bolívar.

Antes de cerrar el programa, presentó al gobernador de Buenos Aires Daniel Scioli acompañado por su esposa Karina Rabollini, junto a quien confesó que hace 30 años que se conoce. Se animó a lanzar la candidatura a gobernadora de la ex modelo para la provincia en el 2019, aunque Rabollini cortó la idea rápidamente. El reportaje continuó en un tono íntimo y cómodo, con Scioli fuertemente respaldado por el carisma de Rabollini, un rasgo del que carecen Juliana Awada y especialmente Malena Galmarini.

Rabollini sonrió enormemente cuando Tinelli bromeó sobre los más de 10 kilos que bajó Alberto Samid, director de Mercado Central, que participara del Bailando. Y luego el matrimonio festejó la participación de un imitador del gobernador bonaerense que bailó un tango con Rabollini, hasta que Scioli desafío al humorista Freddy Villarreal a hacerse el nudo de la corbata con una mano.

El momento político no implicó una baja en el rating ya que se mantuvo en 33,5 puntos durante el ingreso del jefe de gobierno porteño Mauricio Macri.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia