Marcelo Tinelli empezó el 2015 muy relajado en Punta del Este, con amigos y sus seres más queridos: su mujer Guillermina Valdés y sus hijos.
Después de tirar la casa por la ventana el 31 a la noche, el conductor decidió relajarse y tomar un poco de sol.
En Twitter, el Cabezón publicó una foto tirado en una reposera, con una pileta hermosa de fondo.
Así Marcelo descansa antes de lo que será un año agitado de trabajo con su programa de televisión y todo lo que pase en su rol de directivo de San Lorenzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora