La crisis de pareja entre Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés parece que no se discute, aunque nadie sabe exactamente qué pasó, por qué.
Pese al hermetismo de la pareja, lo que trascendió, según "Infama", es que la nada buena relación de ella con las hijas mayores de él, Micaela y Candelaria, sería determinante.
A menos de un año del nacimiento de su hijo Lorenzo, Marcelo Tinelli y Guillermina Valdés estarían separados tras una profunda crisis sentimental y la causa más fuerte sería la mala relación entre ella y las hijas mayores del conductor, según informaron en el ciclo de 'Infama".
La primicia de la sorpresiva noticia la comunicó ayer Carlos Monti en 'Informadísimos', su programa de Magazine. 'Estuve con alguien muy allegado, a nivel laboral, que conoce como pocos a Marcelo. Le pregunté y me dijo "hablemos de una crisis que puede desembocar en una separación", contó.
A su vez, otro periodista de espectáculos, Angel de Brito, agregó que están separados 'hace 20 días'. 'Ninguno de los dos quiere hablar al respecto, pero hablé con gente que los conocen. Dicen que fue en buenos términos. La frase que le dicen a sus íntimos es que "la separación decantó sola'", expresó en su ciclo de 'Bien De Verano", también del canal Magazine.

Las chicas de la discordia
El principal conflicto sería por terceros en discordia, pero nada tiene que ver con infidelidades, sino que los rumores más fuertes sostienen que Micaela (26) y Candelaria (24), hijas de Marcelo de su primera unión con Soledad Aquino, habrían tenido fuerte incidencia en la separación.
Algunas otras fuentes, hablan de un conflicto de pareja más común: el exceso de trabajo de Tinelli lo habría mantenido más distante de la madre de su hijo Lorenzo. Todo esto ocurre en medio de la preparación del conductor de 'ShowMatch' para arrancar nuevamente su programa y el inminente debut de Valdes en la obra "Sexo con extraños" en el teatro Metropolitan Citi.
Por ahora, ambos se mantienen en silencio y sólo utilizan las redes sociales para informar acerca de sus actividades laborales. De hecho, ayer, Marcela Feudale, histórica de la Escudería Tinelli, trató de aportar algo nuevo dada su extensa relación de años con el conductor. Consultada en Infama, Feudale adelantó que había logrado contactar a Tinelli, quien le dijo lo siguiente: "Prefiero no hablar. Estoy bien".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora