La extensa ceremonia desarrollada en La Rural incluyó espontáneos aplausos al momento de reclamar justicia por los estudiantes asesinados en México y al recordar al uruguayo Galeano, fallecido el 13 de abril último en Montevideo, con una inusual lectura inaugural que, por primera vez, estuvo a cargo de un dramaturgo y que para la ocasión convocó al entrañable creador de "La nona", Norberto Tito Cossa.

Previo a la presentación de los oradores, Galeano fue homenajeado con el pedido de un minuto de silencio que no pudo ser debido a que el público se plegó a los aplausos que proyectaba una gran pantalla al frente de la audiencia, donde el escritor era ovacionado tras la lectura, en la feria de 2013, de su último libro publicado, "Los hijos de los días".

"La cultura no puede ni debe ser sometida a la ley del mercado. La cultura no es una mercancía, es un instrumento para profundizar la democracia", porque "nos iguala, nos hace mejores seres humanos; un libro en manos de un niños abre el camino a un mejor ciudadano", dijo por su parte, Cossa, responsable de la representación literaria al cierre del acto.

"Estamos en vísperas de cambios en el país -señaló-, se va un gobierno que puso a la cultura en agenda", distribuyendo libros, "otorgando derechos a cineastas y actores", elevándola "al grado de ministerio", por lo que "más allá de mayor o menor cercanía con las políticas del gobierno, muchos de nosotros sentimos que, por primera vez, se nos escucha".

En una risueña intervención, Cossa celebró haber roto con una "tradición" en la Feria que dejaba fuera de la apertura a los dramaturgos, y reflexionó respecto a las diferencias entre éstos y los literatos para concluir que, en el caso de la dramaturgia, se trata de "escritores con capacidades diferentes".

"Empecemos por preguntarnos qué define a un escritor: El amor a la palabra. No otra cosa es un escritor. Alguien que ama a la palabra con el amor de un cazador, no del amante" y en esa búsqueda de "la palabra necesaria" es donde ambos escribas se parecen, consignó el creador de 'La nona'.

Pero se diferencian en ese destino de la palabra, reflexionó, que cuando es teatral necesita que los "ajenos" se "metan" con ella y la actualicen en el escenario, para "volver a ser escritores" sólo frente a la hoja blanca y "el libro".

"En las horas que vienen algo así como un millón de personas transitarán por los pasillos de la Feria. Son esos hechos que, cuando ocurren, le hacen pensar a uno que un mundo mejor es posible", se despidió el dramaturgo.


Fuente: Télam
Foto: © Cortesía FEL Buenos Aires/Oscar A. Verdecchia

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora