Salir del cine con sabor a poco... muy poco, después de estar dos horas viendo un despliegue fantástico de imágenes, colores, movimientos de cámara, efectos especiales, etc etc, es bastante frustrante.
La historia tiene una moraleja, como todas las películas de Disney, en este caso va por el lado de lo importante que es cuidar el planeta y la idea de que todo depende de los seres humanos y nada más.
Se pueden rescatar dos o tres frases que realmente pintan a nuestra especie, como el hecho de desafiar permanentemente a la naturaleza y ¿al destino?: guerras, hambrunas, cambio climático, y tantos otros, agravado con la falta de reacción de la humanidad ante esto. Transformando las desgracias en espectáculo. Pero esto no justifica una historia, por momentos hasta confusa, de más de dos interminables horas, con una musiquita trillada que taladra los oídos.

Puro gre gre
Como decían nuestros abuelos, demasiado gre gre para decir Gregorio. El gran despliegue de imágenes, colores y buenas intenciones no alcanzan, ni siquiera el mismísimo George Clonney que nos tiene acostumbrados a películas de calidad, sobre todo aquellas dirigidas y producidas por él, en este caso nos deja total y absolutamente decepcionados. Una lástima porque una va al cine a verlo con la mayor de las expectativas..., por lo general.
También aparece el famoso doctor House, el actor británico Hugh Lauri y la tierna y bella Britt Robertson, que hace lo que puede.
La escenografía es fantástica, hay una gran labor en este campo, pero no alcanza para contar una historia tan simple pero tan compleja como el comportamiento de la humanidad ante las catástrofes.
Hay un gran esfuerzo para demostrar que todavía todo se puede salvar. Que el fin o no del mundo está en nuestras manos. Está muy bueno ser optimista, pero lo podrían haber sido con 40 minutos menos.
Ficha técnica: Fantasía. Dirección: Brad Bird. Guión: Damon Lindelof, Brad Bird, Damon Lindelof y Jeff Jensen. Fotografía: Claudio Miranda. Con George Clooney, Hugh Laurie, Britt Robertson, Raffey Cassidy.


¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora