No todas son sonrisas al trabajar con niños. Y el animador infantil Diego Topa puede dar fe de eso mejor que nadie. Invitado a Almorzando con Mirtha Legrand el conductor contó una desgarradora anécdota cuando la diva le pidió que cuente lo más insólito que le pasó con los chicos.

Topa aclaró que además de los momentos más divertidos, también se pasan momentos difíciles y les mandó un beso a todos los chicos que estaban en hospitales.

Enseguida el animador contó la historia de una chiquita de cinco años con la que se contactó y que no pudo superar una operación. "Hubo un caso muy particular, el de Milagros, que es una nena que los papás la traían a operar y le prometieron que si salía de la operación ella iba a venir al teatro. Pero ella quedó en la operación y los papás la tenían que desconectar y dijeron 'nosotros vamos a cumplir'. Me buscaron y fuimos al lugarcito donde estaba ella, le canté y la despedimos", contó Topa y provocó las lágrimas de todos los comensales.

Topa también contó su emocionante encuentro con un chiquito que no quería comer, en el momento más emocionante del año de la mesa más famosa del país.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora