El director J.J. Abrams montó alrededor de Star Wars Episode VII "El despertar de la fuerza" una inteligente campaña de promoción, con los ingredientes necesarios para calentar al público —fan y no fan— pero sin desvelar grandes secretos que rompan la experiencia cinematográfica.
Luke Skywalker (Mark Hamill) no aparece por ningún lado y el argumento principal todavía solo se intuye. Pero el director, experto en promociones misteriosas con Perdidos o Star Trek, quiere que todo siga así hasta el 18 de diciembre. Rompiendo con la actual maquinaria de destriparlo todo antes de que la película llegue a las salas, Disney no hará nuevos avances ni tráilers en el mes del estreno. O eso es lo que prometen.
"Lo próximo será la película. Habrá algún anuncio, pero no más tráiler. Hemos trabajado muy duro para que sea algo especial para el público. Cruzamos los dedos para que ese resultado guste al público", explicaba Abrams: "He visto todas las teorías de Luke. Estaría bien que el público lo descubriese en las salas. Algunos dirán: 'Tenía razón'. Otros comentarán que solo lo hacíamos para que discutiesen".
El nuevo tráiler japonés rebela, sin embargo, algún detalle inédito que se guardaba bajo llave hasta ahora: nuevas imágenes de Leia (Carrie Fisher), Han Solo (Harrison Ford) y Chewbacca (Peter Mayhew) detonando una explosión.
Incluye incluso una voz en off del misterioso personaje de Lupita Nyong'o, creado por ordenador por captura de movimientos para ser, según dicen los rumores, la nuevo Yoda: "La esperanza no se ha perdido hoy. Ha sido encontrada", expresa.
Sea como fuere, la séptima entrega de La Guerra de las Galaxias no necesita mucha más promoción. Los juguetes se agolpan en las tiendas para la Navidad y las salas llevan ya varias semanas llenándose.
Fuente: El País

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia