Desde el viernes, en el Museo de Arte Contemporáneo se exhiben dos muestras de arte geométrico: Entre la diafanidad y la densidad (pintura sobre tela y tinta sobre papel) de Manuel Espinosa, y Presente continuo (pinturas) de Verónica Di Toro.
Las obras de Espinosa ocupan la planta superior del Mac (Zuviría 90). Entre la diafanidad y la densidad exhibe un conjunto de pinturas que permiten conocer y disfrutar las pioneras investigaciones cinéticas realizadas por este artista que fue una figura clave de la historia del arte argentino. No se trata de un recorrido cronológico, sino más bien un diálogo entre las diferentes búsquedas que lo mantuvieron entre una elegante luminosidad y una vibrante densidad cromática.
Como actividad complementaria de esta exposición, el Mac y la curadora de la muestra, Ayelén Vázquez, generaron dos actividades pedagógicas y lúdicas para los visitantes. Una tiene que ver con una escultura realizada con piezas de acrílico y la otra con tintas litográficas. A partir de estos elementos, las personas pueden jugar a reproducir algunas obras del artista en las que predominan las estructuras y los colores que se combinan y entrecruzan.
En sus pinturas, Espinosa construye tramas de círculos o cuadrados que, a partir de un sutil manejo de los colores, las transparencias, las escalas cromáticas y las superposiciones, generan un efecto óptico de movimiento sutil (arte cinético). Las variaciones son un verdadero método de conocimiento en Espinosa, y constituyen un modo de exploración sistemática de la forma que se encuentra en estrecha relación con el pensamiento matemático.

Los "signos" de Di Toro
Presente continuo, de Verónica Di Toro, ocupa la planta baja del museo. Este segundo territorio cromático propuesto por el Mac se compone de pinturas geométricas, resultado de un método ideado y rigurosamente ejecutado. "En Presente continuo tenemos la posibilidad de apreciar la progresión y continuidad de sus trabajos a través de los años, la forma en que explora las diferentes estructuras compositivas por medio de las distintas relaciones cromáticas: desde sus pinturas más enérgicamente contrastadas a las atmósferas diáfanas de los últimos tiempos. Cada pintura de Di Toro es una especie de 'signo abstracto' que opera en el espectador en un nivel inconsciente, apartada de los patrones del habla y la escritura", señala la gacetilla de la muestra. Verónica Di Toro nació en Buenos Aires en 1974. Estudió en la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano, en la Escuela Nacional de Bellas Artes Prilidiano Pueyredón y en el taller de artes visuales de Sergio Bazán.
Las exposiciones podrán visitarse hasta el 29 de junio.

El proyecto
Con estas muestras, el museo inauguró el proyecto Mac Argentina, destinado a difundir la obra de referentes nacionales de Arte Contemporáneo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora