Aníbal Alfaro, Juan Botelli y Julio César Oliver afirman que estar al lado de "Perecito" fue un regalo de la vida. Los tres, que son salteños y se codean con la música y el folclore desde siempre, se reunirán esta noche alrededor de un piano para recordar el genio poético de Miguel Ángel Pérez ("Perecito", para los amigos). El trío presentará un concierto homenaje al entrañable poeta, autor de canciones como 'Zamba para la viuda', y de libros como "Cartas a mi casa" y "Coplas del arenal". El espectáculo será esta noche, a las 21, en el Teatro de la Fundación Salta (General Güemes 434).

"El 23 de septiembre es el cumpleaños de Miguel, y todos los años nos reunimos y nos seguiremos reuniendo para celebrarlo. En este caso decidimos cantarlo en el teatro", contó Aníbal Alfaro, autor de los arreglos musicales que caracterizan al trío.

Miguel Ángel Pérez falleció en enero de 2013, a los 82 años. En este concierto, el trío lo recordará de manera especial: "Con su voz única, diciendo poemas, con sus canciones, con su alegría y con el profundo respeto que tenía por la poesía y la música. El repertorio estará compuesto por canciones de Miguel, de sus amigos y también por las canciones que a él le gustaba escuchar", señaló Alfaro. El músico, compositor y cantante compartirá el escenario junto a Julio César Oliver, cantante lírico y profesor de canto, y Juan Botelli, pianista, compositor y docente de la Escuela Superior de Música de la Provincia.

De gran formación académica y con profundo conocimiento de la música folclórica, el trío se ha propuesto volver a hacer relucir en sus conciertos algunas joyas del cancionero popular. "Cantamos esas canciones porque nos gustan, porque Salta siempre tuvo un alto lirismo. El valor de esas canciones ya está tamizado y avalado por el tiempo. Cada vez que suenan dejan la impronta de la elegancia del alma, de lo verdadero, de lo legítimo. Como diría Perecito: 'eso es cierto'".

Acerca del homenajeado, Alfaro agregó: "Miguel fue un hombre altamente sensible, entrañable, capaz de llevarlo a uno por mundos maravillosos, llenos de pájaros, de ríos crecidos y de gente hermosa que dice sus penas cantando. Estar al lado de Perecito fue un regalo de la vida, porque él hacía que la vida sea un lujo... Y fíjate que cuando alguien se arrima a Miguel a través de sus canciones o sus poemas, siente que le acarician el alma", expresó.

Miguel Ángel Pérez formó parte del círculo de artistas salteños que se largaron al ruedo con una premisa: rescatar los valores poéticos y musicales. "Hay músicos muy preparados actualmente -opinó al respecto Alfaro-, muchos muy respetuosos de la música pero, como en todos los tiempos, también están los que solo tienen una mirada chata y banal de las cosas. Los jóvenes siempre tuvieron el asombro a flor de piel y eso es para celebrar", concluyó, esperanzado al fin.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora