Hace un año estaba desmoralizado porque después de haber estudiado actuación y de haber empezado hace casi dos décadas, había obtenido solo papeles menores en unos cuantos filmes y vendía perfumes en un almacén.

Por azar, conoció a su nuevo agente y consiguió la audición para la sátira política coproducida por George Clooney y estrenada recientemente. Primero envió un video grabado. Luego le llamaron para la ronda final, en la que le dieron más información del proyecto. Le dijeron que iba actuar con Sandra Bullock y le presentaron al director David Gordon.

"Al principio fue súper intimidante por la atención que recibían Sandra y todos los demás. Cerraban las calles para que pasaran", dijo el actor a The Associated Press. "Ser parte de este mundo es intimidante pero después fue hermoso porque pude ver su lado humano al hacer escenas con ella".

En "Our Brand is Crisis" el actor de 33 años encarna a Eduardo Camacho, un voluntario en una campaña presidencial en Bolivia en la que la estratega Jane Bodine, interpretada por Bullock, está enfrascada en una contienda personal con el responsable de la campaña contraria, Pat Candy, interpretado por Billy Bob Thornton.

"Este es mi primer gran papel. Es el papel que tiene más protagonismo", agregó Pacheco, quien en sus 17 años de trayectoria ha tenido que desempeñarse como mánager de apartamentos, vender líneas telefónicas puerta por puerta y realizar otros trabajos para complementar sus ingresos.

Aunque acota que "ha sido un muy, muy lindo viaje", que comenzó en el teatro, en los bares y cafés de Bolivia y que en los últimos años ha incluido apariciones en la serie "CSI NY" de CBS y las películas "Without Men" (2011), con Eva Longoria y Christian Slater, y "Begginers" (2010), con Christopher Plummer.

Su último filme fue "The Man Who Shook the Hand of Vicente Fernández", del 2012, en la que dio vida a Miguel. Ahora se destaca en una película donde su personaje representa al pueblo boliviano y los votantes inocentes que confían casi ciegamente en los políticos. Su personaje cree en el candidato presidencial derechista Pedro Castillo, interpretado por el actor portugués Joaquim de Almeida, que compite contra el populista Víctor Rivera, encarnado por Louis Arcella.

"Eduardo Camacho representa al pueblo no solo boliviano sino al que cree en la política y tiene necesidad y esperanza en los candidatos políticos. También representa la pureza, la apertura a creer, a confiar, a aceptar", explicó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora