Bruno Arias lleva en su sangre ese espíritu de lucha jujeña, que se agiganta frente a su pintoresco paisaje. Un mensajero de horas interminables, que recorre cada punto del país con una voz firma y convincente.
Viene de un suelo plagado de historia folclórica, teniendo en cuenta que en esa tierra vió la luz el recordado Jorge Cafrune. Perico El Carmen fue su primera cuna y desde allí se abrió camino en la profesión del canto.
Tal cual un "Changuito Volador" (nombre del primer disco) partió hacia nuevos horizontes con sus valijas cargadas de esperanza e ilusiones.
El cantautor jujeño ahora afronta un nuevo desafío, crear mayor contacto con el público del norte del territorio argentino. Así nació el espectáculo que brindará el artista el jueves próximo, en el Teatro del Huerto, a partir de las 22. Ofrecerá los temas musicales que componen su nuevo disco "El derecho de vivir en paz".
"Era una cuenta pendiente, presentar un recital formal en esta hermosa provincia. La verdad que en los últimos tiempos mantuve escaso contacto con mi gente del norte y es el momento propicio para buscar el acercamiento. Siento la necesidad de expresar mi mensaje con los hermanos salteños", enfatizó el jujeño Arias.
Bruno es uno de esos cantores que transmite en cada uno de sus versos, con ideales claros y constante luchador por las causas justas. Sus canciones no pasan desapercibidas, siempre se orientan hacia un objetivo alentador. Su visita no solo se enmarcó en un recital sino también en diversas actividades en la capiatl salteña.
"Hemos visitado diferentes barrios de esta ciudad con la intención de compartir con los niños y jóvenes que intentan abrirse camino en esta profesión. Me gusta conversar y asesorarlos en cuanto a mi propia experiencia. Llevó quince años recorriendo el país y siempre es importante un consejo. Esta provincia tiene demasiada materia prima en el folclore, es una fuente inagotable de músicos y cantores", agregó Arias.
Ahora, el desafío inmediato es defender su última placa. "Es un material discográfico que enfoca mi carrera y las etapas que he vivido artística y personalmente. Vislumbra la esencia que vengo construyendo en estos años y lo que quiero mostrar como artista con un sello, sonido y estilo propio. Su contenido invita a sentir canciones con un fuerte contenido social de diferentes autores expresados en huaynos, chacareras y sayas", dijo.
El cantautor jujeño recibió una distinción en los Premios Carlos Gardel, por su álbum Madre Tierra, que grabó junto a la cantora riojana La Bruja Salguero. Su canto llegó hasta China y Corea, en los años 2010 y 2012, respectivamente. Fue Consagración de Cosquín 2013. En 2015 la Fundación Konex lo premió con un Diploma al Mérito como uno de los 5 mejores cantantes de folclore de la década en Argentina, uno de los premios más prestigiosos del país.
Hace un tiempo forma parte del grupo Bondi Cultural.
"Nos reúne la pasión por la música y la poesía, y el compromiso con las voces de los pueblos originarios. Son los verdaderos dueños de nuestra tierra, pero la realidad es otra...sufren la falta de los elementos básicos para una vida digna, además de la constante discriminación, en muchos casos son tratados como animales. Ojalá que vegan importantes cambios en este país", señaló el jujeño.
"Por lo pronto mi mente está en mi actuación en Salta. Quiero compartir una noche especial con el público que me abrirá su corazón de una menera totalmente desinterasada", dijo Bruno Arias.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia