Gran cantidad de bailarines, mezclados de diferentes edades y distintos puntos del país le dieron el calor y brillo a la fría tarde en Campo Quijano, el pasado domingo, donde tuvo lugar el Noveno Encuentro Nacional de Candombe.

Los grupos, formados por personas de diversas edades, entre ellos niños y niñas, le dieron el colorido necesario a la gran cantidad de público que se dio cita a presenciar al espectáculo. Fue un desfile digno de ver, por el entusiasmo y energía que le pusieron los participantes a su paso, sin tener que lucirse frente a un palco de jurados, porque no lo hubo.

El público lo disfrutó de una manera sorprendente, ya que no se había realizado ninguna difusión al respecto. Sería importante que en otra ocasión los encargados de este tipo de eventos le den la publicidad necesaria y un lugar más acorde para que el candombe se luzca de la mejor manera. Felicitaciones por todo lo que brindaron.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia