Los artistas salteños Ana Benedetti, Javier Soria Vázquez y Soledad Dahbar fueron seleccionados para participar en mayo de arteBA 2016 con en proyecto que denominaron "La arte", y que es un espacio multidisciplinario que funciona dentro de un invernadero, en un exvivero ubicado en el barrio El Huaico de la ciudad de Salta.

"La arte" participará en la Sección Barrio Joven Chandon de la 25° feria internacional de galerías de arte junto a diversos espacios de Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Chile y República Dominicana. La propuesta salteña fue seleccionada de entre innumerables propuestas nacionales e internacionales por el Equipo Curatorial de Barrio Joven Chandon integrado por Raúl Flores (artista y gestor independiente) y Manuela Moscoso (curadora del Museo Rufino Tamayo, de D.F. México).

"La arte" funciona desde mediados de 2015 en barrio El Huaico y es coordinado por Soledad Dahbar, en colaboración con la artista Carla Avilés. "Su objetivo es generar un espacio de integración e intercambio alrededor de las prácticas saludables que vinculan al arte con la naturaleza como proceso de conocimiento y conciencia", explicó Dahbar a El Tribuno.

Sobre la propuesta curatorial que "La arte" presentará en arteBA 2016, los artistas salteños adelantaron que estará compuesta de pinturas, dibujos, objetos y fotografías montados en diferentes formatos y soportes. "El conjunto resulta de una selección sobre las obras más significativas de la producción reciente.

Dentro del stand trazaremos un cuadrado rebatido que atravesará paredes y piso, desarticulando las paralelas convergentes del cubo clásico. Con este elemento mínimo y absoluto queremos generar un pliegue en la lógica del espacio, una alteración momentánea y casi imperceptible dentro de un espacio que presuponemos homogéneo y unitario. Este dibujo también vincula nuestras obras desde el sentido, ya que aparece con refinada insistencia en la obra de Soria Vázquez, se vuelve tridimensional en la obra de Dahbar y se desdibuja en la obra de Benedetti, haciéndonos creer que es posible tal convivencia", detallaron.

Los tres salteños señalaron que Barrio Joven "visibiliza propuestas y obras de artistas de distintas partes de Latinoamérica seleccionadas en base a un criterio curatorial que las presenta como propuestas destacadas dentro un conjunto, a la vez que incentiva la profesionalización de los espacios seleccionados motivándolos a convertirse en tutores de la circulación de las obras y artistas que participan. Además de 'mostrar' a los artistas históricos y emergentes, arteBa ofrece diferentes estrategias de comunicación y aprendizaje como charlas abiertas, visitas guiadas a los stands, espacios interactivos, que son tan necesarios para que realmente se produzca conocimiento y disfrute alrededor del arte", consideraron.

Con respecto a la cuestión de la "pertenencia" enmarcada en una vidriera tan amplia y cosmopolita como arteBA, los salteños explicaron que "acudir solo poniendo en valor el lugar de pertenencia es limitar la capacidad de la obra de la posibilidad de ser entendida como un lenguaje autónomo. De cualquier manera es evidente que los tres artistas que participamos del espacio estamos atravesados de modo definitivo por la idea de paisaje. En ese sentido sí podría decirse que la feria da visibilidad a una forma de estar en el mundo ligada a este contexto. Todo es de una articulación muy compleja", subrayaron.

"La arte" es uno de los tantos - y vigorosos- espacios de gestión independiente que pululan en Salta, buscando darle a los artistas la posibilidad de crear en relación a sus pares y en relación al contexto. "Desde hace tiempo que en Argentina y el mundo los artistas generan sus propios espacios de producción y circulación, además de la obra. La nuestra es una generación de artistas que se formó en esa dinámica.

Esa manera de trabajar y relacionarnos nos enriquece", señalaron Dahbar, Benedetti y Soria Vázquez. En este contexto, los artistas remarcaron que "lo que es imperante es una mayor partida del Estado destinada a la producción cultural, entendiendo esta no sólo como un 'producto ligado a lo turístico o a la tradición, sino como la revelación del pensamiento de una cultura. Producir una obra del tipo que sea tiene un costo económico para el artista, y, muchas veces, esa inversión no es recuperada directamente o en corto plazo. La obra tiene que circular y el artista seguir produciendo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora