"Allí, en ese territorio fuera de toda brújula, usted y yo estamos mirándonos", escribe Cortázar en su cuento "Botella al mar" y el fragmento nos remite a la conexión entre dos personas que nunca se conocieron ni conocerán pero que tienen en un libro un espacio íntimo compartido.
Quizás sea este el concepto detrás de la liberación de libros, una iniciativa global que se llevó a cabo ayer al mediodía en varios puntos de nuestra geografía provincial.
En la capital, la liberación o "siembra" de libros tuvo su epicentro en la Plaza Belgrano, frente a la Legislatura Provincial, donde los fanáticos de la lectura pudieron llevarse un libro, siempre y cuando dejaran uno en su lugar.
En el evento, además, se realizaron actividades para pequeños y grandes. Sonia, una jubilada, que dejó un libro de Oscar Wilde y se llevó uno con la biografía del General Güemes, señaló que "la iniciativa es excelente y que debería realizarse una vez al mes".
En tanto que Ariel, un estudiante de medicina, lamentó que no hubieran más libros disponibles, "falta que haya más respuesta de la gente", completó. Esta fue la quinta edición del evento en Salta y, según la coordinadora local, la licenciada Beatriz Kessler, la fiesta "crece día a día". Este año hubo 15 puntos de liberación en toda la provincia, entre los que destacan Gral. Ballivian, La Viña, Mosconi, Orán y Tartagal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia