El 19 de julio de 1972, Animaná amaneció convulsionada. Los pobladores de la pequeña localidad calchaquí decidieron abandonar su habitual parsimonia para exteriorizar su descontento ante el incumplimiento en el pago por parte de sus patrones, dueños de la principal bodega de la zona.
Habían pasado ya seis meses de paciente espera y ese día, acosado por las urgencias, el pueblo gritó su indignación. Se hizo una asamblea popular y las familias ocuparon pacíficamente la bodega, la municipalidad, la policía, cortaron la ruta y luego marcharon a Cafayate. Esta pueblada que la historia oficial prefirió no desempolvar, llegó al mundo a través de la canción "Fuego en Animaná", de César Isella y Armando Tejada Gómez.
Carlos Müller, Ricardo Bima y Santiago Álvarez decidieron reconstruir, a través de un mediometraje, la historia de este episodio que conmovió a la provincia y quedó grabado en la memoria del pueblo como el "Animanazo".
El documental "Donde hubo fuego..." es una realización independiente cuya principal fortaleza reside en haber recuperado las voces de los protagonistas de aquella pueblada que todavía viven en Animaná. Otro dato relevante del trabajo es que la tarea de recolección de voces estuvo a cargo de los jóvenes y niños del pueblo.
A más de 30 años de recuperación de la democracia, el filme pone sobre el tapete, además, el debate sobre el derecho de los pueblos a alzar la voz ante cualquier tipo de opresión sin que la protesta sea criminalizada.
El documental fue presentado en Animaná y en Cafayate en noviembre de 2015, en el Cine Móvil de la provincia. El sábado 26 de marzo se llevará a cabo el estreno en la ciudad de Salta. La función será a las 18, en el Espacio INCAA del Hogar Escuela (Pasaje Chiclana s/n esquina Hipólito Irigoyen).
El documental que reivindica la lucha del trabajador rural de la cultura calchaquí contó con el apoyo del Fondo Ciudadano de Desarrollo Cultural de la Provincia de Salta y la Secretaría de Agricultura Familiar de la Nación.
"'Donde hubo fuego...' tiene que ver con leer las huellas, buscar entre las cenizas, construir sobre el olvido. Recuperar de manera participativa el puente entre la obra de arte y su correlato histórico, social y político", señaló Santiago Álvarez, director del mediometraje.
"El Animanazo había estado bastante oculto en la historia oficial, pero sobrevivió en la memoria por la canción Fuego en Animaná, aunque muchos ni saben que está inspirada en esta pueblada -agregó Álvarez-. Aún existe un poco de miedo de hablar del tema por las represalias que ese tomaron en aquel tiempo. El documental no solamente rescata el hecho, si no que también es una reflexión sobre la memoria y el olvido", completó Álvarez.
El documental dura 48 minutos y se realizó en los valles Calchaquíes en 2013 y 2014.
Dicen que el pasado cuenta por lo que significa para nosotros. El escritor Carlos Müller, uno de los artífices de este documental, repasó cómo se fueron engarzando los eslabones de esta historia que parecía condenada al olvido: "En un principio los protagonistas del Animanazo eran difíciles de encontrar, y a veces no querían hablar mucho del asunto. Es así que comenzamos trabajando con los chicos y las chicas de la escuela secundaria de Animaná, con quienes realizamos un taller. En general, ellos no tenían idea de los que había sucedido en 1972. En el taller trabajamos con material de prensa de la época y también con técnicas de entrevistas. Así fue que los jóvenes entrevistaron a sus abuelos con sus celulares o netbooks. La producción de conocimiento se dio de forma colectiva y, como resultado de los talleres, los chicos realizaron un mural increíble en la entrada del pueblo. Es un homenaje y también un reconocimiento al coraje cívico de quienes estuvieron en la pueblada del 72. A partir de esta experiencia, los jóvenes descubrieron una faceta desconocida sobre sus antepasados que los puso en valor".
"Donde hubo fuego..." propone una reflexión sobre la memoria y el olvido, y reivindica, con simpleza y lucidez, la lucha del trabajador rural y del tesonero pueblo calchaquí.

El reclamo y la represalia
El Animanazo fue la reacción de la gente ante el encarcelamiento de los organizadores de los piquetes que organizaron los obreros de la Finca Animaná luego de seis meses de sueldos impagos. Todo el pueblo marchó hasta Cafayate pidiendo la libertad de los líderes de la protesta. "El episodio terminó, digamos, bien -recordó Müller-, pero la noche del 24 de marzo de 1976 (casi 4 años después) volvieron a apresarlos y fueron llevados a la ciudad de Salta". El filme dura 48 minutos. La música original es de Carlos Barrabino.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora