A las 16.45 del 27 de septiembre del 2000, a los 83 años, muere en el Sanatorio del Carmen, donde estaba internado, Gustavo "Cuchi" Leguizamón. Músico, abogado, diputado, decidor y cocinero, dejaba como legado uno de los cancioneros más hermosos del idioma castellano.
Salteño hasta la médula, este creador será homenajeado hoy con un recital a llevarse a cabo a las 21.30 en el salón de Copaipa, General Güemes 529. Se presentarán el reconocido actor Hernán Viaggio, en narración y textos, las intérpretes Lucía Checa y Magdalena Soria, Osvaldo Burucuá, Salvador Rueda y Eloy Notario, en guitarras y Juan Carlos Marín, en bandoneón. También el artista plástico Rubén Cavallini realizará en vivo un retrato del Cuchi. Pero la figura excluyente será la prestigiosa cantante Lorena Astudillo, una de las más destacadas y exquisitas intérpretes de la música folclórica argentina. Cantante y compositora, su vocación profunda la llevó a compartir escenarios con grandes artistas como Jairo, Peteco Carabajal, Liliana Herrero, Carnota, Heredia, entre otros.
Tiene 5 discos editados y en 1998 editó "Lorena canta al Cuchi", convirtiéndose en la primera artista femenina que plasma un disco dedicado exclusivamente a la obra del Cuchi.

¿Qué composición musicalizada ...

Salteño hasta la médula
A quince años de su desaparición física, el mundo comienza a descubrirlo y a llevar su obra hacia los instrumentos de cámara y los escenarios de la música clásica. Esto es consecuencia de la labor de músicos como Pablo Márquez o Lorena Astudillo, esta última cantará en el homenaje musical que se le prepara el sábado a las 21.30 en el salón de Copaipa, General Güemes 529.
Gustavo Leguizamón fue abogado, fiscal de Estado, legislador y profesor de Historia y Literatura en el Colegio Nacional. Pero sobre todo fue muy amigo de sus amigos, con quienes vivió intensamente un momento especial de la historia de Salta, "cuna de músicos y poetas", en una época edénica de las artes locales. Entre esos creadores debe mencionarse a Manuel Castilla, José Juan Botelli, Raúl Aráoz Anzoátegui, Luis Pretti, Miguel Angel Pérez, entre otros. Con ellos quedó anclado el poeta español León Felipe, que había venido por unos días a la ciudad y terminó quedándose años. "Este valle tiene sirenas", fue la sentencia del grandioso poeta español, tratando de huir de ellas mientras veía naufragar un nuevo intento desde lo alto del Portezuelo.
El Cuchi fue un brillante pianista pero, sobre todo, un compositor riguroso y autodidacta, de sólida formación, que innovó las formas musicales del folclore. Simultáneamente salteño hasta la médula y universal sin mencionarlo, El Cuchi fue un genio singular e irrepetible cuyas creaciones son reconocidas por músicos del mundo, como la cantante de jazz inglesa Esperanza Spalding, que se hace llamar "Cantora de Yala", por la canción homónima del autor salteño. Epicúreo por naturaleza, no por eso dejó de participar en la vida y dramas de su pueblo.
Devoró con unción todos los placeres de nuestra cocina y de sus propias invenciones gastronómicas, donde mezclaba carnes de pescado de río con naranjas y charqui, en platos "para espíritus errabundos", según decía.
Desmitificador, lúdicamente irrespetuoso de toda formalidad y de sí mismo, fue sin embargo un perfecto y elegante caballero criollo -muy lejano, por desgracia, a la estatua que se encuentra en El Farito-, que prefería hablar mucho de la poesía y la música ajena y muy poco de la propia. Una música que en realidad lo ha convertido en el compositor más talentoso y profundo del folclore argentino.

cuchi1.jpg

Al Dr. Leguizamón

Hubo de ser de un árbol advertido
La dichosa madera de tu piano
Vaya a saber de qué bosque lejano,
brotó para tu genio tal sonido...
Y a no dudar que fue un entero nido,
que incubó trinos de primera mano
Por darlos a las tuyas -casi humano-
Para no ser leña del olvido.
Dos vidas que la música ha flechado,
para darle a su espíritu una entera
y ser, esta razón que Dios ha dado...
Mientras silva tu boca colmenera,
en sol, escalan, notas del teclado,
de un "si", que es clave ¡de tu primavera!

(Este soneto fueron escritos el 25 de septiembre del 88 y entregados el 29, en su cumpleaños 70. )

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia