Como hace cuatro años, el pianista Daniel Campos es hoy la figura convocada por el Mozarteum Argentino filial Salta para ofrecer un recital en su provincia natal. El artista y docente salteño acaba de llegar de París, ciudad donde reside desde hace más de quince años, dedicado a la música.
El recital de piano "Musique Française" se realizará hoy a las 21.30, en el Teatro de la Fundación Salta (Gral. Güemes 434).
El artista eligió para esta ocasión un repertorio con obras pianísticas de cuatro compositores franceses, desde el Barroco al Siglo XX. "Los elegí porque cada uno, en su época, fue un revolucionario. Yo los llamo los compositores revoltosos", le contó Daniel Campos a El Tribuno. Y remarcó las características de cada uno: "Rameau, en el Barroco, renegaba un poco de la estética de ejecución que imperaba en ese momento. Incluso publicó un libro de técnica pianística. Era un gran pedagogo. César Franck era romántico pero estaba en contra de la exacerbación del yo. Proponía no alejarse de la espiritualidad de la música y al final terminó escribiendo composiciones románticas pero con esencia mística. Debussy directamente rompió con todas las reglas de la armonía tradicional. Utilizó escalas del Oriente Lejano y compuso música moderna que acentuó las bases del Impresionismo y de la música del Siglo XX. Por último, Ravel utilizó todas las formas de la música clásica, pero con armonías que él había escuchado en el jazz de los Estados Unidos. Es el único compositor que viajó a ese país regularmente, por eso tiene influencia de la música afroamericana, más lo que le dejó Debussy. Esa originalidad, ese espíritu revoltoso de todos estos creadores fue lo que me motivó a elegirlos para este concierto", enfatizó.
El pianista salteño precisó, además, que a pesar de que cada uno de los cuatro compositores gestó su propio universo musical, todos ellos comparten una misma esencia, que es la elegancia del discurso, la sobriedad de los matices y la permanente búsqueda de timbres novedosos, propias de la cultura francesa.
Daniel Campos nació en Salta en 1980. Sus padres melómanos y su tía, profesora de piano, estimularon en él desde muy temprano el gusto por la música. En 1990 ingresó a la Escuela Superior de Música de la Provincia "José Lo Giúdice", de donde egresó con las más altas calificaciones. Luego de varias presentaciones, ganó una beca de la Academia Nacional de Bellas Artes para estudiar un año en la École Normale de Musique de París (2001), de donde egresó con el diploma superior en Piano y en Música de Cámara.
Luego de cursar estos estudios, decidió volver por sus propios medios a la Ciudad Luz, para seguir estudiando y perfeccionándose. En 2003 tuvo un encuentro determinante en su vida con la pianista y pedagoga Monique Deschausseés, heredera directa de Alfred Cortot y de Edwin Fischer. Con ella trabaja desde entonces y participa en los ciclos de master class organizados por Art et Musique en Europe.
Desde su primera presentación en público a los 10 años, en el Centro Cultural América, cuando apenas alcanzaba los pedales del piano, Daniel Campos se reveló como un pequeño gran talento. Hoy, con 36 años y mucho camino recorrido (dio recitales en España, Bélgica, Holanda, Inglaterra, Serbia, Bosnia, Croacia y varios países de Latinoamérica), es un hombre menudo, con la mirada amplia propia del cosmopolita. Dueño de una expresividad contenida, habla con un acento casi indefinible en el que se pierden su infancia en una casa de La Loma, en Salta, y su juventud en el sureño distrito 15 de París.
Dice Daniel Campos que cada compositor le exige al intérprete una cierta escisión: "Tuve que hacer una elaboración interna para interpretar los autores que elegí para este concierto. Como pianista latinoamericano, uno entra más fácilmente a ejecutar Beethoven, Chopin, Bach... En cambio, estos compositores franceses escribieron para piano pensando en otros instrumentos. Es una música que apunta a jugar con los timbres de los instrumentos, con las posibilidades sonoras del eco. Por eso es muy importante escucharla en vivo", señaló el artista. Esta es la segunda vez que el Mozarteum convoca a Campos para su ciclo de conciertos. La primera vez fue en 2012.
Sobre su cotidianidad en la capital francesa, tan convulsionada por estos días, el salteño comentó: "El clima en Francia está bastante denso, pero hay que saber diferenciar entre la realidad y lo que difunde la prensa. No se puede negar que hay circunstancias geopolíticas frente a las cuales los ciudadanos comunes somos impotentes. Incluso a la clase política se le está escapando de las manos el manejo de esta situación porque no es solo el terrorismo: hay problemas con los refugiados, tensión social, quita de presupuesto para la cultura y la salud... Eso lleva a realidades que nosotros como argentinos ya conocemos: cuando se recorta en estas dos áreas -cultura y salud- la economía se viene abajo. Son parámetros de la sociedad que tienen que estar siempre equilibrados. Deben ir a la par y complementarse", enfatizó. El concierto de esta noche es gratuito para los socios del Mozarteum. La entrada para el público en general tendrá un valor de 300 pesos.


El programa

Parte I
* Jean-Philippe Rameau (1683-1764)
Gavotte Variée en la mineur.

* César Franck (1822-1890)
Prélude, Choral et Fugue (Moderato-Poco più lento-Poco Allegro).

Parte II
* Claude Debussy (1862-1918)
Danseuses de Delphes
Les collines d'Anacapri
Des pas sur la neige
Ce qu'a vu le vent d' Ouest
Reflets dans I'eau

* Maurice Ravel (1875-1937)
Une barque sur l'océan
Oiseaux tristes
Alborada del gracioso


¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora