Martín Páez de la Torre y Martín Sued son dos músicos que ofrecen un recorrido por los sonidos de Latinoamérica, con especial anclaje en Argentina, uno desde el tango y otro desde el folclore, pero con apertura a un sinfín de músicas que se cruzan en el camino. Cada uno con su especialidad, con climas y momentos únicos, y juntos en una búsqueda musical que se dará por única vez el próximo fin de semana. El concierto será este sábado, a las 21, en el Complejo de Bibliotecas y Archivos (Belgrano 1002). Entradas anticipadas a $80, $100 en puerta. Reservas a tanpicante@gmail .com o fan page: Tan Picante Productora Musical.
Organizado por Tan Picante Producción Musical, llegan a Salta, Martín Páez de la Torre (Tucumán) guitarrista, charanguista y compositor; y Martín Sued (Buenos Aires), bandoneonista y compositor.
De la Torre nació en Tucumán y además de Salta y otras provincias argentinas, llevó su música a salas de concierto de España, Francia, República Checa, Bélgica, Rusia, Alemania, Inglaterra, Venezuela, Colombia, Perú y Uruguay.
Sus composiciones han sido grabadas, publicadas en libros e incluidas en radio, televisión y cine. Ha editado dos discos: "Charcos" (2010) y "Manos para la miel" (2011), este último con el apoyo del Fondo Nacional de las Artes. Coordina la Sede Tucumán del Festival Internacional de Música Sonamos Latinoamérica.
Sued nació en Buenos Aires y en la actualidad lidera el cuarteto Tatadiós con el que lleva dos discos editados: "Crecida" y "Panal". Integra el Chiche Trío junto al baterista Sergio Verdinelli y el flautista y armoniquista Juan Pablo di Leone, que fue ganador del premio del Fondo Nacional de las Artes 2015, gracias al cual grabaron recientemente su primer disco, el dúo de tango Sued-Nikitoff con el que grabó el disco homónimo, también premiado por el FNA.

Martín y Martín, juntos

De la Torre contó que el encuentro con Sued tiene un origen sencillo: "un querido amigo y músico santafesino, Matías Marcipar, me amenazó de muerte para que conociera la música de Sued, en especial sus composiciones. Y como uno intenta hacer caso a alguna gente que suele acertar, apenas estuve en Buenos Aires por alguna cosa le escribí a Martín para ver si lo agarraba justo con algún concierto y terminé disfrutando mucho de sus improvisaciones en una salita del Centro Cultural Borges sobre un oriental practicando danza Botuh". Fue suficiente para querer invitarlo al norte y ofrecer su arte en las provincias de Tucumán y Salta.
Cada uno tocará sus músicas por separado, cada uno sabe generar momentos especiales y climas personales, para luego dejarse llevar por el ambiente y compartir cruces melódicos en los tiempos precisos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia