Un 11 de diciembre nacieron dos íconos del tango: en 1890 Carlos Gardel y en 1899 Julio de Caro. Memorable director de orquesta uno, la voz tanguera por excelencia el otro, la fecha sirve para conmemorar el día nacional de la llamada música ciudadana. Y a pesar del tiempo transcurrido, numerosas agrupaciones y solistas recrean este género rioplatense que es también parte del folclore nacional y que nos representa en el mundo al igual que Atahualpa Yupanqui, Mercedes Sosa o Los Chalchaleros.

Para homenajear al 2 x4 en su día, El Tribuno fue a Buenos Aires para confeccionar un itinerario de tangueros del "under" que vale la pena escuchar.

La Santa Milonga

Este particular cuarteto ya cuenta con ocho años de vida, su sonoridad es abierta: entre sus versiones se recrean clásicos como "Garúa", "Silbando" o "El último café". Allí María Eugenia Vidal despunta una voz sentimental y precisa, con fraseos interesantes y que se salen de lugares comunes. La guitarra de Juan Martín Scalerandi acompaña y solea con musicalidad y virtuosismo. Alberto Corbani hace de la percusión un hechizo de tambores con peculiares contratiempos que ensamblan a la perfección con las armonías de Mariano Antonio, en bajo y contrabajo. Recientemente presentaron su trabajo "Milonga non sancta", donde recorren con exquisitez un repertorio plural y diverso que va desde Fernando Cabrera hasta Roberto Grela.

María Cangiano

Dueña de un registro particular, con notables graves bien logrados, María Cangiano tiene no solo buena técnica sino y por sobre todo, una expresividad que logra conmover. Con varias décadas de carrera que la han llevado por escenarios de Brasil y Estados Unidos, entre otros, ella se acerca al tango y al folclore combinando el canto lírico con el popular. También, en su faceta compositiva, grabó "Corazón mujer", un trabajo íntimo, honesto y reflexivo que aporta profundidad al cancionero local. Actualmente, transita parte del repertorio más desconocido y complejo de Ástor Piazzolla, en un aceitado dueto con el pianista Miguel Pereiro.

Trío Almagro

Este terceto, conformado en 2012 por estudiantes que pronto se graduarán de la Escuela de Música Popular de Avellaneda y del Conservatorio Ástor Piazzolla genera un notable aporte con composiciones propias que respetan el formato clásico de los subgéneros tangueros, con la particularidad de anclarse en una letrística actual que renueva los paisajes poéticos de ese vasto universo.

Está integrado por Ana Sofía Stamponi en voz, Nicolás Pérez en guitarra y Lucas Cabello también en guitarra. Obras como "Tango para dos" o "Basta", son atractivas y sentidas novedades para el repertorio tanguero. El trío, además, homenajea a sus antecesores con versiones de los ya himnos "El último café" o "Tinta Roja", entre otros. Así queda claro que el tango que enaltecieron Julio de Caro y el Zorzal Criollo está más vivo que nunca, en los márgenes y fuera de ellos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora