Kendra Wilkinson fue conejita de Play Boy y ahora participa del reality show "Soy una celebridad", que se desarrolla en la jungla y que esta semana podría levantarse temporariamente como consecuencia de una terrible tormenta que sacudirá la isla en la que se encuentran sus participantes. Pero antes de ser antes de ser descubierta por Hugh Hefner, la esbelta británica fue stripper, actividad lucrativa si las hay... por lo menos para la chica que dejó a todos con la boca abierta cuando contó que en seis meses recogió 500 mil dólares. Medio millón no está nada mal teniendo en cuenta que todavía no era una "conejita" y mucho menos una "celebridad". Incluso manifestó que una noche un misterioso caballero le dio cuatro mil dólares sólo por sentarse a su lado, sin hacer absolutamente nada.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia