Susan Cooper, personificado por Melissa McCarthy, es una asistente del agente estrella de la CIA, Bradley Finn interpretado por el carismático Jude Law. Ella es quien le cuida la espalda desde su escritorio en las oficinas de la Agencia de investigación más famosa del mundo. Ella también es una agente especial, pero nunca se animó a "arriesgarse" y decidió quedarse en las oficinas en vez de salir al mundo a enfrentarse con los malos. De alguna manera se oculta tras las computadoras. Le marcan todo el tiempo que es gorda y solterona, además, su madre le inculcó desde pequeña que no debía jugarse por sus sueños y ella decidió hacerle caso.

Sus compañeros de trabajo de manera permanente le marcan su peso y la consideran una perdedora. Su mejor amiga, Nancy, también agente de la CIA, es otro "bicho raro" en la agencia. En este caso porque es demasiado alta para el estandar femenino. El personaje es interpretado por la excelente comediante británica Miranda Hart, que en este caso está desperdiciada.

Susan, por esas cuestiones del espionaje, es asignada a una misión especial sumamente importante. Es así que llega a París y hace un breve recorrido por Europa. Sin embargo, su misión siempre está en juego por la irrupción de un exagente mitómano y totalmente descontrolado de la CIA, Rick Ford, interpretado por Jason Statham, en una actuación hilarante.

La crítica
Los críticos han sido bastante duros con esta comedia, sin embargo, tiene escenas graciosas y gags bien logrados. El segmento de la historia que se desarrolla en Roma, en donde hay un raid automovilístico antológico, es realmente desopilante. Lamentablemente, la película perdió mucho con la traducción al castellano, ya que hay una exageración en el uso de palabrotas que, en casi todos los casos, no se justifican y por lo tanto se tornan molestas por lo innecesarias.

Una espía despistada cumple con todas las premisas requeridas por los filmes de espías. Hay un buen uso de la tecnología y efectos especiales. Su director Paul Feig, es un experto en estas lides. Melissa McCarthy es una comediante impecable y seductora. Es una comedia que vale la pena ver.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora